Los retos que debes afrontar al decorar el dormitorio de un adolescente
Los adolescentes están en una época de su vida en la que pueden encontrarse algo cambiante en cuanto a su personalidad y sus gustos. Sienten que las normas y los límites no van con ellos e intentan a cada minuto imponer su voluntad para dejar claro que están construyendo su propia identidad. Todo esto tiene que quedar reflejado en la decoración de su dormitorio para que pueda sentirse seguro e identificado en su refugio particular.

Pero todo esto puede ser un auténtico reto para encontrar la decoración acertada en la que los adolescentes se sientan bien y en consonancia con su entorno. El dormitorio de un adolescente es el lugar más importante para joven de toda la casa y por eso se deberá tener especial cuidado en la decoración y poder hacer frente a todos los retos que vayan surgiendo. Pero, ¿cuáles son los principales retos?

Ya no es un niño/a

El primer reto que se debe hacer frente cuando se decora el dormitorio de un adolescente, es tener presente que ya no es un niño y que sus gustos están empezando a cambiar para asemejarse más a los gustos de un adulto. En este sentido debemos actuar con cuidado y suavidad, porque habrá objetos infantiles que muy probablemente le tenga estima y que no quiera deshacerse de ellos pero sin querer mostrar su lado más infantil.

Los retos que debes afrontar al decorar el dormitorio de un adolescente
Por ejemplo, si hay algún peluche en particular que tenía mucha estima y era el centro en la decoración, quizá una idea es dejarlo en una estantería o incluso encima de la cama. Aunque desentone un poco de la decoración quizá sea una idea acertada, pero deberá ser el adolescente quién lo decida.

Aunque por otra parte, quizá el adolescente prefiera prescindir de todo lo que significa ser niño y también deberá ser respetado.

Opiniones cambiantes

Otro reto al cuál se debe hacer frente en cuanto a la decoración del dormitorio de un adolescente son las posibles opiniones cambiantes. Quizá decida unos colores en concreto para la decoración según su estado de ánimo y después cambie por completo. Para que esto no ocurra, la mejor idea es dejarle escoger el color de acento de la estancia pero que el resto de colores sea el adulto el que decida la mejor combinación, teniendo en cuenta por supuesto, el color escogido por el adolescente.

Diversas temáticas en sus gustos

Quizá al adolescente le gusten varias temáticas al mismo tiempo y no sea muy sencillo combinarlo para la decoración. Pero con ingenio y creatividad todo es posible. Por ejemplo si al adolescente le gusta la música punk pero también le gusta mucho el deporte, se pueden escoger diferentes zonas de la habitación para poner estos motivos de forma coherente y cohesionado con el resto de la decoración.

Los retos que debes afrontar al decorar el dormitorio de un adolescente

Combinar diferentes zonas importantes

Otro aspecto muy importante que se debe tener en consideración es que para que el dormitorio esté bien cohesionado con las necesidades del adolescente se deberán tener en cuenta diferentes zonas. Por ejemplo:

– Deberá haber una zona de estudio diferenciada del resto de zonas para que sepa que en ese lugar es donde debe estudiar y desarrollarse académicamente.

– Deberá estar la zona de descanso donde la cama sea la protagonista.

– Tendrá que existir una zona para que disfrute con los amigos ya que en estas edades es algo primordial a tener en cuenta. No es necesario que sea muy sofisticado, con unos cojines, una alfombra en el suelo y un puff podría ser más que suficiente.

Los retos que debes afrontar al decorar el dormitorio de un adolescente
¿Cuáles crees que son los retos más importantes para tener en cuenta en la decoración del dormitorio de un adolescente?