Maderas nobles para muebles de diseño
Muchos son los estilos que se pueden elegir a la hora de decorar el salón, puesto que la decoración de interiores no ha hecho más que avanzar año tras año, y ofrecer multitud de propuestas entre las que satisfacer al más variado público. De hecho, hubo un tiempo en el que parecía que los salones de todos los hogares estaban decorados por un mobiliario casi monopolizado, lo que hoy se asemeja a una decoración clásica.

En este tipo de muebles lo que sí que destacaba era la nobleza y calidad de sus materiales, una madera de gran robustez y resistencia, que podía durar perfecta durante décadas con los mínimos cuidados. Con el tiempo, el diseño y la belleza estética fue acaparando el primer plano del interés decorativo, por lo que empezaron a aparecer diseños más modernos, con líneas menos redondeadas y prácticamente sin ningún tipo de labrado, empezaba a imponerse el minimalismo.

Las líneas rectas, fabricadas por materiales sintéticos y coloristas empezaron a imponerse, y poco a poco, otros elementos como el cristal, el metacrilato e, incluso, plásticos, aparecieron por nuestras casas combinados a modo de estantes o puertecillas que se intercalaban en el mobiliario. De nuevo nos encontramos con salones decorados con un estilo muy similar entre sí, cada persona elegía su diseño en particular pero, en general, todos íbamos un poco a una.

Afortunadamente, en los últimos tiempos, las propuestas más atrevidas y personales empezaron a conjugar a la perfección ambos estilos, naciendo así una nueva alternativa a la decoración del hogar: combinar una mesa de centro con unas sillas de aluminio, o viceversa. Y todo este trayecto nos lleva a un final casi inesperado, sorprendente y espectacular: combinar a la perfección el diseño más actual, con las líneas más modernas, pero todo ello fabricado con la nobleza de la madera que hace tantos años vestía nuestros hogares.