Maneras fáciles de introducir el Feng Shui en el hogar
Seguro que has oído hablar del Feng Shui en muchísimas ocasiones, pero es muy posible que aún no lo hayas implementado en tu hogar. Según esta tradición milenaria, seguir los preceptos de esta filosofía te puede ayudar a sentirse mejor tanto física como emocionalmente.

Algunas de las ideas que defiende el Feng Shui respecto a la decoración del hogar son bastante complicadas de implantar. Sin embargo, existen algunos pequeños cambios que puedes hacer en casa y que tan solo te ocuparán unos minutos de tu tiempo. ¿Te animas a hacer unas pequeñas variaciones en tu vivienda para dejar que las energías fluyan más libremente? ¡No te arrepentirás!

Mantener tu hogar limpio y ordenado es uno de los aspectos que defienden el Feng Shui. Si te deshaces de todo lo innecesario y lo organizas todo, eliminarás el estrés y no perderás tanto el tiempo. Otra forma sencilla de introducir el Feng Shui en tu vivienda es colocar en alguna estancia algún objeto que produzca sonidos de la naturaleza, como una cascada. También puedes usar un CD grabado con ruidos naturales.

Maneras fáciles de introducir el Feng Shui en el hogar
Los colores también pueden ayudarte con la fluidez de las energías. Utiliza tonos pastel y otros claros en las paredes, muebles y decoración en general para conseguir tranquilidad en tu hogar. Además, el rojo te puede traer suerte, el morado, creatividad y el amarillo, energía.

Una idea económica y sencilla de introducir el Feng Shui en tu vivienda es agregando espejos a la decoración, sobre todo frente a las entradas, espacios pequeños y paredes. Por supuesto, las plantas te ayudarán a purificar el ambiente y traen la naturaleza al interior. Por último, asegúrate de que toda tu casa tenga una buena iluminación, sobre todo si ésta es natural y durante la noche procura que no queden espacios oscuros para que la energía fluya.