Mantener el baño cuidado
El baño es uno de los lugares de la casa que más nos gusta lucir, y eso que hasta hace bien poco era el lugar que menos cuidábamos en cuanto a decoración. Muchas veces no encontramos muchas soluciones para conseguir que se vea ordenado ya que son muchas las cosas que allí colocamos, como toallas, peines, cepillos… Es muy importante que las cosas estén bien guardadas para que todo se vea impecable y ordenado. Mantener el baño cuidado no es muy complicado.

Las cajoneras, bajo mesas, armarios de pared y demás no siempre resultan del todo prácticas, ya que debes planteártelo bien antes de comprarla, ya que es probable que te ocupen mucho espacio y no puedas guardar mucho, así que lo mejor es que gestiones todos los espacios buscando la manera de aprovecharlos al máximo. Una gran opción es aprovechar el hueco que hay debajo del lavabo y hacer o comprar un mueble de ese tamaño para poder complementarlo con cajones o estanterías donde guardar todo tipo de productos como cremas, botes, frascos, papel higiénico o cualquier otra cosa que necesites.

Si tienes bastante espacio es ideal poder poner un chifonier contra alguna pared ya que sería de mucha utilidad para guardar en él las toallas y demás prendas de baño. Los hay de muchos tamaños y te valdrán para rentabilizar cualquier hueco o rincón. Otra opción muy buena es comprar un banco decorativo o un cubo, y en los cuales podrás colocar también toallas, albornoces, champús, geles de baño y todo tipo de productos que utilices para el baño. Muy útiles son también las cestas que suelen vender en cualquier tienda de decoración y que te valdrán para colocar cosas más pequeñas como adornos para el pelo, peines, cepillos o algún pequeño neceser para guardar los utensilios de manicura, pedicura o depilación.