Mariposas de papel para una decoración en 3 dimensiones

La decoración sobre paredes en 3 dimensiones está de moda. Son muchos quienes encuentran gran belleza al efecto que consigue sobre las paredes, convirtiendo uno o varios rincones de nuestra vivienda en un lugar de rabiosa originalidad que hace que todas las miradas se posen en él. Además, sus grandes ventajas son que esta decoración da un aspecto renovado a nuestras habitaciones, lo podemos hacer fácilmente y de forma manual, y además, podemos quitarlo cuando nos plazca.

Mariposas de papel para una decoración en 3 dimensiones

El elemento más utilizado para esta decoración en tres dimensiones que recrean dibujos o composiciones son las mariposas de papel. Esta forma de gran belleza es a menudo elegida porque podemos dar el efecto de “imitar” el vuelo de la mariposa, dando un aspecto natural y curioso en nuestra casa. Si te animas a dar un punto extra de vida a alguno de tus esquinas, así es como lo puedes hacer.

Elige el material

El papel es uno de los materiales más baratos y, como necesitaremos hacer varias para crear composiciones que llamen la atención, uno de los más recomendables. Además, en papelerías se venden gran cantidad de ellos y en una enorme variedad de colores a un precio bajo. Dependiendo de nuestro gusto, son muchos los tipos de papel que podemos elegir, intentando que se vayan a mantener estáticas (por ejemplo, el papel pinocho no es recomendado) y que no sean demasiado finos; es decir, que cumplan las máximas de resistencia y belleza que necesitamos. Otra de las opciones, sobre todo si queremos crear una composición que se vaya estropeando más lentamente, son las cartulinas. Mucha gente, no obstante, se decanta por otros materiales, como la tela.

Mariposas de papel para una decoración en 3 dimensiones

Manualidades con papel

Para crear este conjunto, primero tenemos que hacer pequeñas mariposas en papel, de tamaño uniforme o bien de diversos de ellos. Si eliges un solo tono (que contraste con la pared, como negro sobre pared blanca o viceversa), dará un aspecto más elegante, mientras que la combinación de colores quedará muy bien en cuartos infantiles o similares. Ya son muchas las tiendas que venden estas mariposas preparadas para ser pegadas con facilidad sobre los muros, aunque también puedes confeccionarlas tú mismo, recortándolas sobre papel o con la técnica de origami.
Para ello, puedes elegir revistas viejas o bien adquirir papeles del color o los colores que hayamos elegido. Decántate por un diseño en tu escena (una explosión de mariposas que resulten en un efecto parecido a los fuegos artificiales, remolinos, ríos, mariposas saliendo de una caja que puedes poner sobre un mueble, o formas diversas, como un sol o una nota musical). Calcula a continuación cuántas vas a necesitar.

Mariposas de papel para una decoración en 3 dimensiones

La manera más sencilla de hacerlas es apilando varias cuartillas del papel escogido, dibujar sobre uno la forma de una mariposa y cortar todas ellas, de manera que habremos obtenido en un solo corte un despliegue de mariposas. Después, con un trocito de celofán o pegamento específico para paredes, ya podremos ir colocándolas, intentando recrear el diseño que más nos guste. Una curiosa manera de hacerlo es comenzar pegando muchas mariposas e ir dejando más espacio entre ellas según vayamos avanzando hacia arriba. Este tipo de mariposas resultarán más finas y menos consistentes que las hechas con técnica origami, pero también mucho más rápidas de hacer. Una solución intermedia es repetir esta técnica, pero con cartulinas. Esto las hará más resistentes y durables, a no ser que quieras esta decoración de forma más temporal (por ejemplo, para una fiesta).

Mariposas de papel para una decoración en 3 dimensiones

Estas mariposas puedes dejarlas en un color o bien decorarlas tú mismo (ayudándote, por ejemplo, de tus hijos), con rotuladores, estrellas adhesivas, purpurina, bolas decorativas, gommets, ramas de árboles y un largo etcétera.
En un cuarto o similar, quedaría muy bien esta composición en tonos pasteles (no eligiendo más que dos o tres) con mariposas de tamaños diversos.

Mariposas de papel para una decoración en 3 dimensiones

Lo más importante a la hora de hacer tú mismo esta decoración es:

– Que las mariposas estén bien hechas y correctamente recortadas. Aunque se trate de un conjunto, una de ellas mal cortada puede afearnos la composición.

– Que estén bien fijadas al muro, especialmente si la composición está cerca de una ventana o sometida a corrientes de aire. Si las mariposas se nos van cayendo, perderemos la esencia del conjunto que hemos creado.

– Usar un material adhesivo que no deje marcas. De manera, que podamos realizar estas composiciones de forma temporal o bien cambiarlas cuando nos aburramos de la primera forma. (¡Hay tantas posibilidades!). No debemos arruinar nuestra pared.

– Visualizarlo de antemano para dar lugar a una composición bonita, más que empezar a pegar dejándonos llevar por una mera improvisación.

– Tener en cuenta el resto de los elementos: El color de la pared (poco destacarán unas mariposas en un color muy suave si la pared es blanca), el tono de la sala, los objetos que estén alrededor, etcétera.

Mariposas de papel para una decoración en 3 dimensiones

No sólo podemos utilizar estas figuras para crear un diseño en tres dimensiones. Además, con ellas podemos hacer cosas como recubrir la copa de una lámpara para darla un nuevo aspecto, hacer guirnaldas de mariposas para una fiesta o utilizarlas para decorar las mesas durante una cena especial.

Espero que te hayan gustado estas ideas a realizar con mariposas. Por supuesto, hemos elegido esta forma porque es una de las que mejores resultados estéticos dan, pero puedes escoger la que quieras: lunares, flores o corazones, lo dejamos a tu gusto. Anímate a convertir el rincón más “soso” de tu hogar en un sitio que llame la atención por su belleza.

Mariposas de papel para una decoración en 3 dimensiones