Materiales ecológicos para la decoración
Conscientes del deplorable estado en el que el ser humano está dejando el planeta, cada vez son más las personas que se conciencian de la necesidad de recurrir a un consumo más responsable con la naturaleza y con las personas.

Y es que, de hecho, decorar de forma ecológica no significa hacerlo con menos elegancia o peor gusto… ¿Vas a decorar tu hogar y te gustaría hacerlo de una forma más sostenible?

Echa un vistazo a los nuevos materiales ecológicos para la decoración: Mismos resultados para tu hogar, distintos resultados para el planeta tierra.

- Madera: Es lo primero en lo que debemos pensar a la hora de decorar nuestro hogar, y es que son miles los árboles que se talan de forma descontrolada e ilegal para fabricar nuestros muebles. Apuesta por maderas ecológicas con certificado de sostenibilidad Forest Steardship Council (FSC), lo que garantizará que éstas han sido conseguidas en bosques controlados que la explotan y la regeneran a la vez para evitar la deforestación. ‘Madera Justa’, por ejemplo es una organización que pretende unir el certificado FSC con el comercio justo.

Otra solución bastante factible son también los muebles reciclados.

Materiales ecológicos para la decoración
- Pintura: Están hechas con materias de origen vegetal o mineral y no utilizan ningún tipo de sintético. Además de los beneficios de ser biodegradables y renovables, estas pinturas favorecen la transpiración evitando la creación de grietas y otras imperfecciones.

- Barniz: Protegerán a tus muebles y parqués de la forma más eficaz evitando que puedan aparecer grietas. Están hechos de materias primas renovables (aceites, resinas vegetales, ceras y plantas tintoreras…) y agua y por tanto no suponen ningún perjuicio para el medio ambiente.

- Vidrio: No vamos a hablarte de un vidrio ecológico, y es que este material es sostenible ya por sí solo. Lo mejor de todo es que es totalmente reciclable, no contaminante y puede conseguirse en abundancia sin degradar el medio ambiente.

- Textil: Bambú, algodón, cáñamo, seda natural, cachemir, lana… ¡Hay un montón de textiles sostenibles que, además de más agradables a la vista, resultarán de más calidad que los sintéticos.

Puede que con estos materiales la inversión en decoración sea más elevada, ¡pero realmente merece la pena!