Los mejores colores para el exterior del hogar
En Interiorismos os hemos hablado en varias ocasiones sobre el color de las paredes del interior del hogar. Sin embargo, en el mundo del interiorismo en general no se le da tanta importancia a las tonalidades utilizadas en el exterior de las viviendas, y eso que son de suma importancia, no en vano son lo primero que vemos al llegar.

A la hora de escoger el color del exterior de los hogares se deben tener en cuenta diferentes factores, incluyendo el entorno (bosque, montañas, ciudad…), ya que es preferible que la tonalidad escogida se adapte al ambiente de alrededor. La arquitectura de una casa también influye en el color de la misma. Por ejemplo, las casas de estilos arquitectónicos viejos se ven mejor con los colores de la época. Por eso, es importante investigar un poco para encontrar los más adecuados para el estilo de tu vivienda. Teniendo en cuenta estos factores, vamos a hablarte sobre los mejores colores para pintar el exterior de tu hogar.

Blancos

El blanco es la opción segura para la mayoría de las viviendas. Además, pueden ser acentuados con cualquier combinación de colores. Por eso, el blanco ha sido el color exterior más popular para los hogares en los últimos 200 años.

Los mejores colores para el exterior del hogar

Colores tierra suaves y amarillos

Las tonalidades tierra suaves (marrones claros, tostados, beiges…) también son muy adecuadas para el exterior de los hogares, ya que lucen bien en cualquier ambiente y aportan paz y tranquilidad. En cuanto a los tonos amarillos, transmiten alegría y emanan calidez. Puede funcionar a la perfección con un acabado blanco o claro.

Verdes y azules

Aunque son menos comunes, los verdes y azules también son recomendables para pintar los exteriores de las viviendas. Eso sí, se trata de colores atrevidos que son menos tolerantes al tratar de encontrar el tono adecuado.

Los mejores colores para el exterior del hogar

Colores oscuros

Por último, los colores oscuros como el negro solo son aconsejables para los detalles, en lugar de ser el color exterior primario.