Mesas con caballete, una opción práctica y económica
Estarás de acuerdo en que en época de crisis toca apretarse el cinturón y buscar las ideas más prácticas y económicas para llegar a fin de mes. Sin embargo, en ocasiones nos faltan elementos en casa que son realmente imprescindibles. Uno de ellos puede ser la mesa de trabajo.

En los espacios de trabajo solemos pasar mucho tiempo del día, pero en ocasiones no disponemos del espacio suficiente como para tener un despacho en casa o una zona lo suficientemente amplia como para poder poner un gran escritorio. Además, en el caso de que la tuviéramos, podría ser que no quisiéramos o pudiéramos hacer ese desembolso económica. Es ahí donde entran los caballetes, que son súper útiles y económicos.

Mesas con caballete, una opción práctica y económica
La opción de la mesa hecha con caballetes no es sólo económica, sino también estética, ya que tiene líneas sencillas y un aire un poco industrial que puede ir con muchos estilos diferentes. Además, existen diferentes variantes, que podrás usar de la manera que tu quieras para personalizar la zona de trabajo a tu estilo.

Una de las ventajas de los caballetes es que se puede tratar tanto de una solución permanente como provisional. Además, no solo se pueden usar como escritorios, sino que se pueden encontrar en mesas de centro o como mesa de comedor en pisos con espacio limitado. Una vez recogido el caballete y la tabla, contra la pared no ocupan prácticamente espacio.

Podrás encontrar tableros con cajones, de madera, de cristal o de cualquier otro material. Además, ahora hay muchas firmas que han copiado la estética para reproducirla en algunas de sus mesas. Los encontrarás muy fácilmente en el mercado, así que no te lo pienses y apuesta por esta opción.