Mesas de centro muy prácticas
Generalmente concebidas como un complemento y no como una de las principales piezas de decoración, las mesas de centro han sido siempre uno de los mejores recursos prácticos y decorativos del salón o el comedor.

Sin embargo existen un montón de diseños con formas, tamaños y estilos distintos que hacen que cada una de ellas haya sido pensada para un tipo de salón o para unas necesidades concretas.

Si lo que quieres es una mesa de centro bonita, práctica y capaz de hacer algo más que ocupar espacio en el salón echa un vistazo a los modelos que te proponemos, ¡son de lo más funcionales!

Mesas de centro muy prácticas
– Desplegables: Probablemente hayas visto muchas de este tipo, y es que se trata de una opción muy habitual dada su gran funcionalidad. Se trata de esas mesas de base doble capaces de desplegarse hacia arriba creando un segundo nivel a una altura superior; generalmente poseen una distancia entre la parte superior desplegable y la base inferior de apoyo para poder guardar algunos elementos (no demasiado grandes ni pesados) como artículos de papelería, revistas o similares.

Mesas de centro muy prácticas
– Extensibles: En vez de elevarse creando una planta superior estas mesas son capaces de abrirse hacia los lados permitiéndote disponer del doble de espacio gracias a un sistema similar al de las mesas de comedor.

– Con cajones: Bajo la base plana superior de la mesa se abren uno o más cajones de unos 10 o 15 centímetros para permitirte guardar documentos, revistas, libros o cualquier artículo que creas conveniente tener a mano. También puedes encontrarlas con cajones en la parte inferior.

Mesas de centro muy prácticas
– Con butacas: Puede que no resulten fáciles de encontrar, pero sin duda son una de las opciones más prácticas existentes en el mercado. La mesa tiene una base que permite adaptar algunas butacas o pufs ocultos que podrán ser extraídos para su uso.