Mesitas auxiliares y prácticas
Los hogares de reducidas dimensiones no pueden permitirse el lujo de colocar todo tipo de muebles y elementos decorativos allá donde gusten, y es que potenciar al máximo el espacio disponible es el principal objetivo de la decoración.

Pero, ¿qué hacer cuando los muebles son necesarios y no tenemos espacio? Recurrir a los inventos más prácticos que nos permitirán disponer de la pieza en concreto cuando la necesitemos mientras que podremos minimizar el espacio que ocupan cuando no lo hagamos.

Más concretamente, hoy queremos hablarte de algunas de las mesillas auxiliares más prácticas que podrás utilizar en cualquier rincón de casa… ¡Querrás tenerlas todas!

Mesitas auxiliares y prácticas
– Cama: que nos traigan el desayuno a la cama es algo con lo que la mayoría hemos soñado en alguna ocasión, algo para lo que resulta esencial una de aquellas mesitas auxiliares para la cama. Se trata de una especie de bandejas amplias y planas con patas para apoyarse en el colchón.

Mesitas auxiliares y prácticas
– Balcón: es el mejor lugar para disfrutar de un relajante desayuno, comida o cena durante las plácidas noches de verano y, sin embargo, a veces resulta demasiado pequeño como para permitirnos colocar una mesa y un par de sillas. La solución son las mesas plegables para enganchar en la barandilla, pues permitirán mantenerla recogida cuando no se utilice ocupando apenas unos centímetros y dejando libre el resto del espacio.

Mesitas auxiliares y prácticas
– Pared: Las mesas abatibles suelen consistir en una sencilla balda o mini estantería paralela a la pared que se despliega con un sencillo mecanismo para convertirse en un perfecto punto de apoyo para cualquier tarea en la cocina, en el salón y hasta en el dormitorio (para comer, para trabajar, etc.).

Ya ves, cualquiera de ellas es ideal para guardar en un rincón haciendo que pase desapercibida… ¡hasta que la necesites!