Cómo hacer mesitas de centro originales
Hay muchos elementos que se pueden reutilizar para que puedas tener mesitas de centro originales y recicladas. De esta manera estarás creando un mueble único, con personalidad y que además, respeta el medio ambiente. Es cierto que construir este tipo de muebles requerirá tiempo y paciencia, pero lo que es seguro es que también tendrás una buena sensación por haber contribuido en la reducción de residuos.

En el momento que quieras decidir qué tipo de mesita de centro quieres tener con cosas inusuales, tendrás que ser realista y pensar si tienes tiempo para crearla, si dispones de los materiales necesarios y si realmente podrá satisfacer tus necesidades decorativas y tus necesidades diarias en el uso de la mesita de centro. A continuación te quiero dar algunas ideas de cosas inusuales para usarlos como mesitas de centro, si te decides por alguno… ¡no te arrepentirás!

Mesas de palets

Los palets se están convirtiendo en el material de moda para reutilizar y para crear muebles DIY que ayuden a crear un ambiente sostenible y además acogedor. Gracias a la forma de los palets se pueden crear diferentes tipos de puedes que van desde mesitas de centro hasta sofás o camas. Pero ahora me centraré en las mesitas de centro.

Las plataformas de madera muchas veces se descartan porque se piensa que no son fáciles de manejar, pero nada más lejos de la realidad. Los palets se pueden lijar y pintar para conseguir buenos resultados. Para crear una mesa de centro con palets, necesitarás dos plataformas del mismo tamaño para conseguir la altura deseada, tendrás que unirlas y ponerles unas ruedas en el caso que quieras que sea movible. Incluso puede añadir un cristal en la parte superior para garantizar aún más su comodidad.

Cómo hacer mesitas de centro originales

Un viejo baúl

Si tienes por casa un viejo baúl lo podrás utilizar como mesita de centro. Los baúles viejos pueden ser restaurados y además de usarlo como mesa de centro tendrás un gran espacio en su interior para poder almacenar aquellas cosas que necesites tener guardadas y que así no estorben en el exterior.

Una puerta vieja

Las puertas viejas también pueden ser una mesa de centro excelente. Puedes escoger una puerta que no utilices o que alguien quiera deshacerse de ella. Puedes lijarla y pintarla para que quede en armonía con la decoración de la estancia donde quieras incorporarla y tendrás que incluirle 4 patas del mismo tamaño para poder ponerla delante del sofá a una altura aceptable y que además sea resistente.

¿Qué te parecen estas ideas de cosas inusuales para crear una mesita de centro?