Moderna decoración colonial en blanco
Si nos mandan cerrar los ojos e imaginarnos un salón o un dormitorio colonial, lo más seguro es que nuestra mente nos traiga los tonos oscuros típicos de la madera, los que siempre han sido protagonistas de este estilo decorativo. Aún más, es posible que también imaginemos un entorno un poquito tosco y anticuado… Pues bien, nada más lejos de la realidad, ya que “colonial” y “moderno” son dos términos que pueden ir unidos perfectamente.

Y en lo que al color respecta, pues más de lo mismo, por eso hoy veremos una moderna decoración colonial en blanco. Una vez más, pasado y presente se unen para tomar como base un estilo de toda la vida, y adaptarlo a la perfección a la demanda del público actual. Propuestas que llenarán cualquier estancia de un toque elegante a la vez que juvenil, no teniendo por qué eliminar un concepto al otro.

Moderna decoración colonial en blanco
En la primera fotografía puedes ver un salón colonial en blanco que es tan acogedor y estético como funcional. La pared oscura hace que resalte aún más la claridad de los muebles que conforman la composición: librería, mueble para el televisor y vitrina. Estas 3 piezas crean un ambiente único en la zona principal de la estancia, y su diseño tan actual no deja ninguna duda de que estamos ante un conjunto de máxima tendencia. La distribución de puertas y cajones, los tiradores y el relieve son detalles que modernizan por completo un mobiliario tradicional.

La mesa de centro forma parte del juego, y su diseño minimalista le da mayor sensación de modernidad a todo el conjunto. El mismo diseño es el que se ha utilizado para decorar la habitación principal de la casa. Un dormitorio colonial en blanco que también juega a destacar su acabado brillo sobre superficies oscuras como paredes y suelos. Un modelo sencillo el que se ha creado para cama, mesitas de noche y cómoda, y que parece ser más que suficiente para crear un ambiente ideal para el descanso.