Molduras o listones para decorar las paredes
Los listones y las molduras son un elemento perfecto para las casas que busquen una estética clásica contemporánea, y es que hoy en día otorgan un sello de distinción allá donde están.

Básicamente, estos elementos tienen una doble función: son decorativas, puesto que forman parte del diseño del hogar, pero son también funcionales puesto que, entre otras cosas, pueden servir para ocultar algunos desperfectos de las paredes.

En el sentido puramente vinculado al interiorismo, utilizar molduras o listones puede modificar por completo una estancia, por lo que es perfecto si queremos dar un giro decorativo original y elegante a alguna en concreto. Además, son uno más de los elementos que sirven para dar una mayor sensación de calidez así como para potenciar los espacios más olvidados y tristes de la casa.

En el sentido más funcional, los listones y las molduras pueden servir para tapar imperfecciones de la pared como grietas, agujeros u otros errores que pasarán desapercibidos. Incluso pueden servir para ocultar parte de las instalaciones eléctricas.

Puedes encontrarlos en el color que quieras y también en materiales muy diversos como la escayola, el yeso, la madera e incluso la piedra. También puedes escoger entre muchas molduras en función del estilo que quieras para la estancia, que puede ir de lo más clásico a lo más rústico; entre ellas se encuentran el friso, el listón, la tabla, la cornisa, el zócalo o el rodapié, así como las molduras de cuadros y vidrieras que, sin nada que enmarcar, pueden dar también un toque muy moderno y chic que rompa con la rigidez clásica.

Adaptar estos elementos a la decoración no tiene porqué ser algo complicado, sólo necesitas pensar, planificar y hacerte una idea de lo que quieres y lo que necesitas conseguir cada lugar en concreto en función de su estilo.