Mosquiteras correderas para tu hogar
Ya está aquí el verano pero, como cada año, no ha venido sólo. Los insectos, especialmente los mosquitos, también han llegado a nuestras vidas. Hoy en día hay muchas soluciones en los hogares para evitar que estos molestos animales entren pero, sin duda, una de las mejores son las mosquiteras. Existen diferentes tipos, pero una de las más populares y efectivas que puedes encontrar en el mercado son las correderas.

Se trata de una instalación que hace que puedas desplazar la mosquitera tanto para abrir como para cerrarlas. Suelen ser fáciles de colocar y, además, podrás encontrarlas con distintos tamaños, dependiendo de si quieres colocarla en una ventana o, por ejemplo, en la puerta de la terraza.

Este tipo de mosquiteras suele ser bastante plana y podrás encajarla en ventanas, contraventanas, en puertas o en grandes ventanales. Si quieres colocar una, solo tendrás que encajarla sobre la guía o la solapa perimetral interna del marco. De esta manera, podrás abrir la ventana y desplazar la mosquitera cada vez que desees.

Además de ser fáciles de instalar, también son sencillas de quitar, por lo que no hará falta que las tengas colocadas todo el año. Sin embargo, este tipo de mosquiteras no suelen servir para las ventanas abatibles, aunque sí en las correderas.

Lo imprescindible para poder instalar correctamente una mosquitera es saber cómo tomar las medidas de lo que necesitamos para que al comprarla se ajuste a la perfección: las medidas necesarias se toman abriendo una hoja y tomando el ancho x el alto. El alto es el hueco de luz, es decir, entre los filos del perfil de aluminio superior e inferior. Tomaremos varias medidas y anotamos la menor. El ancho es el hueco de luz más 4 cm.