Mueble compacto para un aseo pequeño
En los últimos tiempos estamos viendo como cada vez son más los diseñadores y fabricantes de muebles que crean piezas con múltiples funciones. Esta forma de distribución tan bien aprovechada es de gran utilidad, especialmente en espacios pequeños. Muebles que poseen un bonito diseño en términos estéticos, pero que su funcionalidad es aún mayor que su belleza. Los hemos visto en cocinas, salas, dormitorios y cuartos de baño.

Precisamente hoy traigo esta fotografía de un mueble compacto para un aseo pequeño. En ella podemos ver lo bien que se aprovecha una pared sobre la que se ha distribuido todo lo necesario para convertirlo en un baño muy completo. Un diseño muy original que cuida todos los detalles para ofrecerte un buen impacto visual, un orden insuperable y una mayor sensación de confortabilidad afín al resto de tu vivienda. Un espacio reducido pero muy coqueto.

En este caso nos encontrábamos ante un lavabo que está situado junto al urinario. Este hecho impedía hasta hace poco la posibilidad de crear un mueble por lo incómodo que resultaría el pequeño espacio que quedaría libre para sentarse en el urinario. La solución está en crear ese mueble tomando la medida directamente desde la cisterna, de este modo queda oculta en su interior y permite que la superficie se convierta en parte superior del propio mueble. Así es como podemos disponer de un hueco que antes sería completamente inútil y en el que ahora podemos depositar objetos de uso diario.

El diseño lo completa la parte superior cuyo diseño es tan bonito como práctico. En él destaca el espejo y se acompaña de un amplio armarito de 2 puertas y unas pequeñas baldas esquinadas, nueva muestra de lo bien que se aprovecha cada rincón. En el otro extremo del espejo también se aprecia estrecha puertecita vertical que puede servirte de gran ayuda. Otra opción sería eliminar el fondo del espejo y ponerlo de modo que puedas abrirlo como un armario más.