Mueble librería a medida
A pesar de la gran variedad de fábricas y diseños de muebles existentes en el mercado actual, en muchas ocasiones no encontramos aquel mobiliario que se adapte perfectamente a nuestras necesidades y estilo de vida, algo que ocurre muy a menudo, especialmente, para los amantes de la música y/o los libros.

Afortunadamente, siempre nos queda el recurso de los muebles hechos a medida, donde las ventajas pueden ser infinitas. Por un lado, la elección de los materiales, incluso una posible combinación de varios, corre siempre de tu cuenta. Por otro lado, el colorido, y aquí también cuentas con la posibilidad de jugar con el monocromatismo o la diversidad de tonalidades.

Y, por supuesto, el diseño, parte fundamental y una de los posibles motivos por los que te hayas decantado por un mueble a medida. En el caso concreto del mueble librería, es un lujazo poder contar con un diseño de características similares a las que posee el que ilustra la fotografía de hoy.

En primer lugar, este modelo ocupa todo el alto y ancho de la pared principal, incluso su diseño respeta la continuidad de la puerta, y la camufla a modo de puente, por lo que el efecto visual es apenas imperceptible y nada impactante. Del mismo modo, su propio sistema de puertas correderas te permite proteger todos los aparatos eléctricos el tiempo que decidas que no permanezcan encendidos.

La maravilla viene después, en esa gran variedad de baldas a modo de casilleros, pero con distintas formas geométricas y medidas, lo que siempre te facilitará la mejor colocación de libros y CD´s. Eso sí, en estos casos es muy importante que el ancho de disposición de las baldas sea de la consistencia necesaria para evitar futuras deformaciones causadas por el peso de los objetos allí colocados.