Muebles bajos para espacios chill-out
Ahora que viene una época en la que disfrutar de nuestro tiempo libre con la pareja, la familia o los amigos, un pequeño espacio chill-out en el hogar es una de las mejores opciones.

Ya habíamos visto antes las características de estos espacios: Ambientes claros y luminosos, espacios donde predominan los tonos blancos, crema o los llamativos coloridos, relajantes ornamentos como velas o incienso, música relajante… y por supuesto, unos muebles a la altura de las expectativas.

Pero, parece que estemos de broma cuando definimos a estos muebles como ‘de altura’, y es que precisamente el mobiliario que más va con estos ambientes se caracteriza por sus reducidas dimensiones, con muchos de los elementos prácticamente a ras de suelo.

Muebles bajos para espacios chill-out
En cuanto a diseños, materiales y tamaños tienes muchísimas opciones entre las que elegir, desde los cojines o los pufs para sentarse hasta los conjuntos de mesas y sillas en rattán o mimbre.

Muebles bajos para espacios chill-out
Si quieres preparar un espacio para el relax y la meditación, lo mejor es que optes por los bajos muebles de mimbre acompañados por cojines en tonos blancos o beige que den un aspecto natural al espacio y a la vez resulten de lo más confortables.

Muebles bajos para espacios chill-out
No obstante, si te van más los espacios alegres y coloridos debes optar por una decoración romántica y primaveral en la que el rincón chill-out se convierta en el centro de reunión para tus tardes y noches de verano.

Para conseguirlo puedes colocar una mesa de madera de madera muy bajita alrededor de la que se establecerán algunos pufs o cojines tapizados con telas lisas o estampadas, todas ellas en llamativos colores que den un poco de vida al espacio.

Si quieres más consejos sobre la decoración chill-out no te pierdas el artículo que dedicamos a ello en Interiorismos.