Muebles con objetos reciclados
Cada vez son más las personas que adoran decorar con artículos reciclados por ellos mismos, y es que aunque no nos empleamos a fondo en ello lo cierto es que resulta muy fácil dar una nueva utilidad a antiguos productos y objetos que nos ayudan a resolver la decoración del hogar de una forma más sostenible y responsable.

Si te va este nuevo estilo eco-chic y te gustaría tener unos muebles únicos en el mundo ideados y decorados por ti mismo echa un vistazo a las ideas de reciclaje que te proponemos, ¡te encantarán!

- Escalera: Una vieja escalera de madera de unos 7 u 8 peldaños puede convertirse en una estantería ideal. Solamente tienes que actualizar su aspecto (píntala y barnízala), hacerte con cuatro baldas de distintos tamaños y de un color distinto a la escalera y colocarlas cada dos huecos de la escalera, de pequeña a mayor medida comenzando por la parte superior.

Muebles con objetos reciclados
- Palés: Ya hemos visto la gran variedad de nuevos objetos que podemos crear a partir de antiguos palés, desde bases para sofás o dormitorios hasta estanterías de pared, bancos o mesas para comer… Fácil, barato, ¡y completamente personalizado!

Muebles con objetos reciclados
- Cajas de fruta o vino: Bien transformadas, estas cajas de madera o plástico pueden servir como prácticas estanterías de pared. Puedes conseguir esto de una forma todavía más original reciclando tus botes de pintura como estanterías redondas de lo más decorativas.

- Cajones viejos: Antes de tirar tu mesita de noche o cajonera ten en cuenta la utilidad alternativa que pueden tener sus cajones, que pueden convertirse en útiles baldas o repisas para colgar de tus paredes a modo de estantes. Para ello deberás acondicionarlas previamente arreglando desperfectos, pintando y dándoles una buena capa de barniz.

Muebles con objetos reciclados
- Pomos: Algunos tiradores o pomos pueden ser reciclados como colgadores para la pared o tras las puertas. No tienes que hacer prácticamente nada más que sacarlas de su superficie original, pintarlas si te apetece y hacerlas adaptables a la superficie que quieras.

Los textiles también pueden ser reciclados: Haz de tus antiguas cortinas unos hermosos cojines o bien utiliza los retales de varias telas para hacer una hermosa colcha de patchwork.