Muebles de comedor en blanco
En la decoración del hogar el colorido juega un papel importantísimo, con él podemos cambiar por completo el aspecto de una casa, tanto a través del mobiliario como de suelos y paredes. En el caso de hoy veremos distintos tipos de muebles de comedor en blanco, un color muy poco habitual en esta estancia, y que ofrece un ambiente muy moderno y atractivo, limpio y lleno de luz.

Un comedor con el mobiliario blanco tiene múltiples posibilidades para ser acompañado posteriormente por los considerados objetos complementarios. Tanto alfombras, espejos, lámparas y demás objetos decorativos pueden seguir la misma línea cromática, presentar sutiles variaciones en beige, crema o blanco roto, así como adaptarse también a contrastes como el gris o el tono propio de la madera, entre otros. Ya que también podrás adaptarlo a un entorno que hayas elegido previamente en el que, por ejemplo, el granate vista tus paredes.

Muebles de comedor en blanco
Al igual que ocurre con los muebles de comedor en madera, los blancos pueden diseñarse tomando la inspiración en distintos estilos. Podemos encontrar comedores coloniales, clásicos y hasta rústicos, en los que este color no impide que su acabado muestre todo su encanto. En algunos casos, los de estilo rural podrán lijarse en algunas zonas estratégicas para ofrecer un aspecto envejecido, que le da un toque más vintage. Por otro lado, las piezas suelen ser las básicas que componen estos conjuntos: vitrina, aparador, mesa y sillas.

Muebles de comedor en blanco
Entre las diferentes propuestas que puedes encontrar, estos muebles de comedor podrán mantener una línea que conforma el conjunto, así como también podrás combinar diferentes estilos, tal y como puedes ver en la segunda fotografía. En este caso, la vitrina pertenece a un estilo al que no corresponden la mesa y las sillas, pero el aspecto final no muestra discordancia alguna. Todo es cuestión de saber darle a tu hogar ese toque de personalidad y buen gusto.