Muebles infantiles para distintas fases
La llegada de un bebé siempre es una alegría. Pensar en realizar compras para su llegada es algo que a todas nos llena de ilusión, a veces incluso, hasta nos encontramos con gran variedad de artículos que terminaremos por no utilizar. Pero si en algo tenemos que ser especialmente cautelosas es en la elección de los muebles del cuarto infantil, ya que ésta es, con toda seguridad, la estancia de la casa que sufra mayores cambios en los primeros años de vida del niño.

En la primera etapa de su vida, los muebles que se adquieren para uso limitado son la cuna y el cambiador, y mucho antes de que te des cuenta ya estarás retirando esa cunita para poner su cama; y en vez del cambiador, necesitarás un espacio donde guardar sus juguetes con orden. Hace un tiempo, no nos quedaba más remedio que quitar unos muebles para poner otros, pero afortunadamente, la tendencia del mayor número de fabricantes de muebles infantiles, es la construcción de piezas transformables. De este modo, podrás adaptar la cuna a cama, o el cambiador a cajonera, etc. Lo ideal para decorar este tipo de cuartos, es que tampoco exageres mucho a la hora de recargar las paredes con dibujos infantiles, ni tonos muy llamativos.

Es preferible que te decantes por tonos pastel, y que dejes el colorido para otros aspectos de la decoración, como pueden ser partes del mobiliario y artículos de decoración. Con los años, hay algunos muebles que podrás seguir utilizando a modo de cajonera bajo cama, o primer escritorio, ya que no es lo mismo una mesita donde el niño empezará a dibujar y escribir, que el escritorio que sí tendrás que comprar cuando, en la adolescencia, ya necesite más espacio para sus horas de estudio.