Muebles para bebés
La habitación del bebé siempre es preparada con todo lujo de detalles, y es que cuando se acerca su llegada queremos tener todo a punto para una estancia perfecta a nivel práctico y decorativo.

Sin embargo, todos somos en alguna ocasión novatos y víctimas de todas esas dudas que deberemos resolver antes de ponernos manos a la obra… la cuestión del mobiliario es una de las más fundamentales.

Aquí te dejamos un repaso por algunos de ellos, ¡toma nota de todo lo que te contamos!

Muebles para bebés
– Moisés: Es la pequeña estructura o capazo en el que el bebé dormirá los primeros meses, y es que su forma les recuerda al útero materno y les aporta una sensación de seguridad y tranquilidad. La medida debe rondar los 80 cm de largo por 30 cm de ancho y debe tener un fondo rígido y plano con los bordes altos y acolchados para garantizar la seguridad del recién nacido.

– Cuna: Se utiliza a partir del cuarto mes de vida aproximadamente y hasta que el bebé sea demasiado grande como para descansar cómodamente en la cuna. Existe una normativa europea que regula las características que debe tener, entre ellas que sea 20 cm más larga que el bebé, que tenga un mínimo de 60 cm de ancho o que los barrotes se encuentren a una distancia de entre 4,5 o 6,6 cm, entre muchas otras cosas.

Muebles para bebés
– Bañera y cambiador: pueden ir juntos o por separado, aunque por lo general se acostumbra a aprovechar la estructura de la primera para colocar el segundo en la parte superior; si lo prefieres, también puedes colocar el cambiador sobre una cajonera de mediana altura (siempre que quede perfectamente sujeto a su estructura). Cuando el bebé crezca, el cambiador sencillamente se retirará.

– Trona: Es la mesa del bebé para comer, aunque no se utilizará cuando son recién nacidos sino pasados varios meses cuando el pequeño ya pueda mantenerse por sí mismo.

Otros imprescindibles para el bebé son el balancín, la cuna de viaje y por supuesto un armario en el que dar cabida a todos los objetos y prendas de nuestro pequeño.