Muebles para el recibidor
El recibidor es la entrada principal del hogar y precisamente por eso también una especie de carta de presentación de lo que espera de puertas hacia dentro. Precisamente por eso, a pesar de que no se trata de una de las principales estancias del hogar su decoración debe ser pensada hasta el más mínimo detalle para garantizar estilo y funcionalidad todo el uno.

Si estabas buscando ideas para decorar este espacio pero no tienes claro cómo utilizar los metros disponibles atiende, porque te damos algunos consejos para escoger muebles en función de sus dimensiones.

– Inexistente: En algunos hogares el espacio es tan reducido que incluso se prescinde del recibidor (la puerta da paso directamente al salón), aunque probablemente tú necesitarás ese lugar de transición entre la entrada y el interior. Para ello, una buena idea puede ser situar un peqeño y estrecho mueble o balda a media altura para colocar llaves y demás (puede ser de tipo armarito o un zapatero, por ejemplo) colocando en su parte superior uno o varios espejos de pequeñas dimensiones.

Muebles para el recibidor
– Pequeño: Puedes optar por la opción anterior añadiendo algunos elementos como el perchero, por ejemplo, aunque no podrás permitirte demasiadas florituras teniendo en cuenta que se trata de un espacio de paso que precisa comodidad y que por tanto no puedes abarrotar.

– Medianos y grandes: Nuestro consejo es que aproveches para colocar algunos muebles, pues todo lo que puedas almacenar en este espacio ayudará a quitar carga en otras estancias. Muebles como una cajonera o un zapatero serán de gran utilidad en espacios cuadrados y rectangulares, pero si tu entrada da paso a un pasillo también sería ideal colocar una larga banqueta/zapatero acompañada por un perchero colgante de la misma longitud en la parte superior. Asegúrate de que sean ligeros y poco recargados a nivel visual.