Muebles pensados para el confort
Sea cual sea nuestra rutina diaria, en algún momento de nuestras vidas todos hemos deseado que llegue ese momento de entrar en casa, ponerte las zapatillas y descansar. Creo que este es el resumen del concepto básico que quiero inmortalizar hoy en este post, esa sensación que tienes que percibir al llegar a tu hogar, un lugar que siempre debe representar para ti el bienestar, el descanso y la seguridad.

Son varios los factores que contribuyen en mayor o menor medida a que tu casa goce de esa sensación de relax, uno de ellos es el colorido (que siempre ha de ser en tonos claros), otro es la luminosidad (puesto que un ambiente oscuro no es tan acogedor, puede resultar claustrofóbico), y otro es la temperatura (que nunca debe ser extrema en ninguno de los dos sentidos).

Todos estos factores son de efecto ambiental y visual, y siempre son recomendables aunque optativos, lo que sí es completamente fundamental es amueblar la casa con muebles pensados para el confort, puesto que del uso que hagamos de ellos va a depender en gran medida nuestra salud física y mental, ya que las 2 vienen ligadas estrechamente.

A nivel físico, es importantísimo mantener la postura correcta tanto en el trabajo como en las horas de descanso. Hay gran variedad de mobiliario que está diseñado específicamente para amoldarse a todas tus necesidades y ofrecerte la mayor comodidad. Sillones y sofás ergonómicos, modulares y que te ofrecen el descanso perfecto que necesitas en cuello, espalda y piernas.

Otros accesorios son los reposapiés que hoy te traigo, que no sólo cumplen esa función, sino que además cuentan con una parte rígida para apoyar bebidas o lo que necesites, a modo de mesa de centro; así como también su sistema de apertura te permite guardar dentro de ellos la lectura, costura o cualquier otro artículo que utilices habitualmente para tu distracción.