Muebles rústicos en colores con efecto desgastado
Los muebles rústicos siempre me han parecido muebles con encanto, porque la forma y el estilo aportan mucha personalidad y elegancia a cualquier estancia, pero, ¿qué te parecería poder cambiarle el color? A veces podemos encontrarnos con muebles rústicos que están algo desgastados y que el color ha perdido todo su encanto, y una forma de darle más vida es consiguiendo cambiar el color y que quede perfecto para la estancia que escojas.

Los muebles rústicos pintados en blanco o en cualquier otro color aportará un estilo brillante y muy adecuado a tu gusto personal. Existen algunas técnicas de acabado que conseguirán que los muebles de color blanco brillante u otro color le aporte vida y vitalidad. Es necesario que el color que escojas coincida con el resto de la decoración de la estancia. ¿Quieres aprender a transformar muebles rústicos viejos a muebles rústicos de colores?

Lija la madera

Si quieres conseguir un buen acabado el primer paso es el más importante de todos para empezar el trabajo: lijar la madera del mueble rústico. Así, además de quitar toda la pintura antigua conseguirás que el mueble se vea mucho más rústico y antiguo de lo que realmente es. Para conseguir que el desgaste se vea natural, puedes hacerlo con una lija no muy gruesa y centrarte en áreas que suelen desgastarse primero como los apoyabrazos o el asiento en caso de que sea una silla o una mecedora.

Muebles rústicos en colores con efecto desgastado
El lijado es un proceso sencillo y así podrás eliminar toda la pintura y además crear un efecto de desgaste muy interesante. Aunque si la pieza ya está desgastada sólo céntrate en quitar la pintura o en moldearlo cómo prefieras. Una lijadora de palma es una buena idea para lijar si el mueble es demasiado grande y si tienes que quitar mucha pintura lo podrás hacer más rápido.

Crear abolladuras

Aunque no es lo habitual hay personas que prefieren crear abolladuras en los muebles para dar un efecto aún más viejo e incluso rasguños para que parezca que tiene más años de lo que en realidad tiene. Puedes usar un calcetín lleno de tuercas y golpear el mueble de forma aleatoria para producir algunos daños. Incluso puedes usar un martillo o una cadena bien pesada. Cuando se crean estas abolladuras se puede crear un efecto de antigüedad que a muchas personas les encanta, pero ten cuidado, si te pasas puede crear un efecto de deteriorado que no gusta en absoluto.

Muebles rústicos en colores con efecto desgastado

Decoloramiento

Si escoges pintura blanca brillante sería lo ideal pero si te gusta otro color también será bienvenido, pero recuerda que para hacer el efecto desgastado es necesario no pintar con demasiadas capas. Tienes que imaginar cómo se vería si ese mismo mueble hubiera estado años expuesto al sol. Para recrear eso también es adecuado utilizar barniz y cepillar la pieza. Un trapo puede limpiar la pintura mientras aún está húmeda para hacer que la pintura se vea aún más desgastada. Incluso puedes utilizar un pincel con pintura aguada marrón para recrear manchas oscuras aleatorias en algunas partes del mobiliario.

Muebles rústicos en colores con efecto desgastado

Las capas de pintura

Algunos muebles rústicos pueden haber pasado por muchas cosas durante los últimos años y para recrearlo puedes pintar encima de otro color como el amarillo o el blanco, al haber varias capas de colores dará la sensación de que el mueble ha sido pintado varias veces, por lo que parecerá aún más antiguo de lo que ya es. Si lijas a través de las capas en las zonas de desgaste más normales se podrán ver los diferentes colores e incluso la madera desnuda… igual que ocurre en muebles viejos que han estado dando servicio durante generaciones.