Neveras rústicas del siglo XXI
La decoración rústica empezó a ponerse de moda hace unos años y cada vez son más los diseñadores y fabricantes que se ponen manos a la obra para crear nuevos diseños que nos transporten a siglos pasados. Los suelos de madera se tratan para conferirles un aire envejecido. Las paredes que un día se pintaron, hoy se pican para dejar al aire la piedra. Los adoquines copan interiores y exteriores para aportar un aire rural…

Todo ello conforma un ambiente único y con encanto en el que se pueden incorporar objetos decorativos o de primera necesidad cuya estética es totalmente afín a ese entorno. Hoy te muestro un artículo que hará las delicias de todo enamorado de lo rural, unas neveras rústicas que imitan a la perfección la más pura esencia de los muebles de cocina de antaño. Unos diseños que juegan con la forma, el colorido y los materiales para ofrecer un logradísimo efecto de autenticidad.

Neveras rústicas del siglo XXI
Diseños que corresponden a distintas décadas que van desde el rústico más ancestral a épocas más cercanas a las que hoy se regresa con toques vintage. Estos originales muebles son en realidad la carcasa que cubre a modernos frigoríficos fabricados con todas las prestaciones y tecnología a las que estamos acostumbrados hoy en día. Su fabricación parte de las medidas del electrodoméstico que finalmente se introducirá en el interior.

Neveras rústicas del siglo XXI
Los diseños de una puerta incluyen la típica nevera con congelador, así como los de dos puertas también tienen espacio para almacenamiento a temperatura ambiente. La fabricación de estas neveras rústicas puede realizarse en numerosos acabados, pudiendo elegir entre nogales antiguos típicos de las casas rurales hasta tonos de lo más variado que le darán un aspecto más vintage. Una pieza original y de gran belleza con la que podrás dar un toque auténtico a tu cocina o comedor, puesto que su estética permite adaptarla a esta estancia.