Organización y decoración por colores
Hay veces en que la organización y decoración de un hogar puede resultar bastante estresante, sobre todo cuando no se encuentra el método para hacerlo que además de quedar bien nos haga sentir cómodos con el resultado y con la forma de manejar el desorden del hogar. Pero existen muchas formas de organización y decoración para los hogares, y hoy te quiero hablar de hacerlo por colores.

Los colores además de decorar las estancias te pueden ayudar a tenerlo todo mejor organizado y ordenado, algo que te hará sentir bien y mucho menos estresado. Un hogar con las cosas ordenadas es un hogar con un mejor ambiente, con mejores energías y con una predisposición mejor por tu parte, para que todo esté siempre en su sitio, a mano y sin que se pierdan las cosas por no tenerlas bien colocadas.

En el armario

Aunque tengas la ropa en las estanterías bien colocada, puedes usar pequeñas cajas o cubos de los mismos colores una al lado de la otra para poder guardar objetos parecidos. Por ejemplo una caja amarilla puede ser para los cinturones (o dos cajas amarillas si tienes muchos), una caja verde puede ser para los calcetines, una caja azul para tus complementos como pañuelos, etc. Así cada vez que abras tu armario, además de tener todo mejor ordenado, ¡te transmitirá buenas energías con todos los colores!

Organización y decoración por colores

El desorden con color

El desorden con color a veces, es menos desorden. Y es que en ocasiones el desorden no se puede evitar. Por ejemplo si tienes un espacio de lavandería, un lugar para los productos de limpieza, un carrito con materiales para bricolaje o manualidades, etc. Es más que probable que tengas un montón de elementos aleatorios que nada tienne que ver unos con otros. Pero para que no se vea tan desastroso, puedes colocar los elementos que sigan las mismas tonalidades uno al lado de otro, verás que el efecto será especial.

Archivos de colores

Si tienes la oficina en casa y tienes que tener un montón de archivos y papeleos guardados, te aconsejo que tengas muchas carpetas del mismo color, y que se vayan turnando. Así además de las etiquetas el color te puede ayudar a ordenar los archivos. Por ejemplo: las carpetas azules para los papeles de la economía del hogar, las carpetas verdes para los papeles del médico, las carpetas rojas para las facturas, las carpetas amarillas para los clientes, etc. Así podrás encontrar lo que necesitas rápidamente.