Organizar en diez pasos la limpieza general

La llegada de la época estival puede conformarse como un buen momento para poner en marcha esa limpieza general en casa que queremos hacer desde hace mucho. Con algunos sencillos pasos, podrás hacerla en un solo día o en varios, obteniendo una casa limpia y ordenada.

Primer paso: Vaciar y prepararse para la limpieza

Puedes hacerlo por habitaciones, o todo de una vez. El paso inicial sería prepararse para hacer la limpieza. Para ello, prepara varios recipientes que harán las veces de basura y colócalos en un lugar visible para tenerlos mano. Comienza por vaciar cajones y deshacerte de todo aquello que ya no utilices: cartones, papeles, viejas facturas, ropa o incluso medicinas. Si la casa es muy grande, podrás comenzar por los cajones y dejar los armarios para más adelante. Igualmente, recupera todos los textiles: trapos, sábanas y toallas, y lávalos, o incluso reemplázalos por los de verano.

Organizar en diez pasos la limpieza general

Segundo paso: Reordenar los cajones y estanterías

El primer y segundo paso son los más fatigosos; porque tendremos que limpiar y organizar uno a uno el contenido de cada uno de los cajones, estanterías y armarios. Una vez vaciados, límpialos bien por dentro, eliminando manchas y restos de polvo y ordena el contenido en su interior. Clasifica por tipo de contenido: material de oficina, facturas, libros, medicinas, textiles… cada uno en un cajón o puerta diferentes. Si tu casa es demasiado grande y sólo una persona va a hacer la limpieza general, puede que este proceso te cueste varios días pero el resultado merecerá la pena. Saber que vivimos en una casa limpia y ordenada nos hará sentir mayor bienestar y hará la vida más práctica. Seguro que durante el proceso de limpieza general encuentras algo que llevabas tiempo buscando o de cuya existencia habías olvidado y, a partir de ahí, manejarse en casa resultará mucho más sencillo.

Tercer paso: Limpieza a fondo de cocina y baño

Una de las grandes tareas en toda limpieza general. La cocina y el baño son las zonas que acumulan más gérmenes y grasa. Vacíalas igualmente, retirando alfombras y objetos, y procede a limpiar bien con productos adecuados el inodoro, la ducha y la lavadora, así como a tirar los productos que no utilicemos. Para la cocina, limpia bien por dentro los armarios, incluso lava todas las ollas y cacerolas dejándolas en remojo para eliminar la grasa si fuera preciso. Reemplaza los trapos y delantales que estén muy grasientos y organiza su contenido con colores o por cajones. Con una solución a base de vinagre, aceites esenciales y jabón neutro, frota para eliminar la grasa acumulada en todos los azulejos.

Organizar en diez pasos la limpieza general

Cuarto paso: Ventilación

Durante el proceso de limpieza, que es mejor hacerlo durante el día, ventila bien todas las estancias y no olvides de lavar los textiles que han podido acumular malos olores.

Quinto paso: Puertas

No es la tarea más agradable, pero lo bueno de la mayoría de las puertas es que no es necesario limpiarlas a diario. Con una solución especial para cada tipo de puertas o con jabón neutro muy espumoso y una esponja, podrás limpiar todas las puertas (incluida la de la calle) y hacerlas parecer como nueva.

Sexto paso: Los espejos y cristaleras

Con limpiacristales y unas hojas de periódico podrás dejar como nuevos todos los cristales y espejos de toda la casa. La casa bañada por el sol se verá mucho más bonita cuando todos los cristales de la vivienda estén limpios.

Organizar en diez pasos la limpieza general

Séptimo paso: Limpieza de muebles

Empieza retirando el polvo con un plumero para dar a continuación una mano con un trapo de algodón ligero y jabón o algún producto especial para los muebles. Si están muy sucios, puedes usar la solución utilizada para las puertas con agua muy caliente. No olvides las sillas y los tapizados de los sofás, pulverizando productos especiales para tapizados que los libraran de los malos olores y ayudarán a limpiar manchitas rebeldes. Si los tapizados son extraíbles, te recomendamos que los laves y los sustituyas por alguno más ligero y de colores más veraniego.

Octavo paso: Aspirar y fregar

Una vez todo está listo, te llevará pocos minutos pasar minuciosamente la aspiradora por toda la casa, aprovechando para retirar muebles, aspirar debajo de la cama, incluso paredes, tapizados y techos. Tras haber hecho esto (mejor con la ventana abierta para seguir ventilando y que el polvo no se acumule), friega bien los suelos con algún producto que tenga un olor agradable, como lavanda o limón, y agua hirviendo para eliminar todas las manchas. Este puede ser el momento perfecto para suavizar las ralladuras del parquet, en un artículo anterior de interiorismos.com te contábamos cómo.

Organizar en diez pasos la limpieza general

Noveno paso: Recolocar y sustituir

Una vez que todos los muebles y accesorios han pasado por tu trapo y los suelos están relucientes, todo puede volver a su sitio. Si deseas dar un cambio en la disposición de tus muebles, es el momento perfecto. Colócalos de la manera más funcional, según cómo te gustaría. Además, la decoración en verano no es la misma que la del invierno, por lo que puedes guardar las alfombras, sustituir las cortinas por una más finas, el tapizado del sofá, las cortinas de la ducha u otros objetos como lámparas y sillas. Así, habrás preparado a tu casa para el verano y lucirá más bonita que nunca.

Décimo y último paso: Cuidar los olores

Aprovecha para llenar la casa de plantas y, ahora que está ventilada y hemos erradicado los malos olores, incorpora romero o ambientadores naturales para que la vivienda tenga un olor diferente. Tras haber finalizado esta limpieza, te sentirás más a gusto en casa. Recuerda que este proceso, que puede ser largo dependiendo del tamaño de tu casa y de la cantidad de objetos que tengas, es mucho más ameno si te ayudan otras personas, incluso los niños pueden contribuir a pequeñas tareas.

Durante el proceso de limpieza, puedes escuchar tus canciones favoritas o un programa de radio que te interesa para distraerte.

Organizando cada paso con anterioridad, no sólo ahorrarás tiempo sino que harás una limpieza general mucho más efectiva.

Organizar en diez pasos la limpieza general