Paneles decorativos para separar espacios
La separación de espacios en el hogar ya no se limita a las tradicionales paredes de ladrillo, y es que hoy en día existen muchas maneras más originales para conseguir un interiorismo mucho más elaborado: las telas, los muebles o las plantas han sido tradicionalmente utilizados para este fin, pero ahora también los paneles de cristal resultan también una perfecta solución decorativa.

Además de conseguir un efecto precioso en las estancias gracias a sus brillos, sus intensos colores y sus estampados, los paneles de cristal son un gran aliado para propagar la luz en la estancia e incluso para transmitirla también a las estancias contiguas.

Generalmente, estos paneles están realizados con laminados de cristal en los que pueden incluirse algunos elementos naturales (como los pétalos de rosa, orquídeas, hojas de arce, ramas de bambú o cualquier otro elemento que se te ocurra) que quedan entre las dos superficies de lámina y el polímero resistente transparente.

Paneles decorativos para separar espacios
El impacto visual de estos paneles es magnífico, y es que puedes cubrir desde pequeñas superficies hasta paredes secundarias por completo para dividir el espacio con diseños que no tienen límite, con muy distintas formas y estilos.

Por si con esto no fuera suficiente, estas superficies están creadas para otorgar una gran resistencia como paredes, por lo que son toleran los golpes, pueden soportar el deterioro a causa de los productos químicos o la humedad y son bastante seguros como para no tener que temer por ellos.

No obstante, no debes olvidar que no se trata de una pared real, por lo que no es demasiado conveniente utilizarlo como soporte para muebles, para el sofá o para un cuadro, por ejemplo.