Papel pintado para la cocina
Con el paso de los años, la cocina ha pasado de ser un lugar eminentemente funcional a ser un espacio en el que el diseño juega un papel fundamental. De hecho, diseño, confort y practicidad se han convertido en los tres puntos clave para la decoración de las cocinas.

En este sentido, hasta hace poco tiempo no habíamos tenido demasiadas opciones entre las que elegir para decorar las paredes de nuestras cocinas: Los más tradicionales como los azulejos, recubrimientos de acero o la pintura son ahora complementados e incluso sustituidos por nuevos recursos como los papeles pintados.

Papel pintado para la cocina
No obstante, pensaréis, la cocina es un lugar muy delicado para estos papeles debido a la humedad y a la suciedad que pronto acabará estropeando las paredes… Precisamente por eso, si quieres cubrir alguna de ellas con este sistema debes tener en cuenta que es fundamental que utilizar papel pintado vinílico, un material muy resistente y fácil de limpiar que lo hace especialmente útil para zonas difíciles como la cocina o el cuarto de baño.

A pesar de ello debes tener en cuenta que no es recomendable utilizar este recurso en cualquier pared de la habitación, y es que cuanto más alejado de los ‘espacios de peligro‘ lo coloques, mejor (como el fregadero, la encimera, etc.). En este sentido, los mejores lugares en los que utilizarlo son los que se encuentran más despejados de muebles.

No es fácil determinar cuáles son los motivos decorativos más utilizados, pues cada hogar y cada cocina es un mundo. No obstante, lo cierto es que las tendencias se concentran en los estampados florales, naturales, geométricos y especialmente relacionados con el mundo de la cocina.