Papel rayado en tonos beige para habitación infantil
La decoración del hogar es un campo que cada vez ofrece más posibilidades gracias a la gran diversidad de estilos, texturas, materiales y colores que pueden llegar a conformarla, pero si de todas las estancias de la casa hay que elegir una donde todo el mundo pone su mayor interés e ilusión, ésa sería sin ninguna duda la habitación infantil, por motivos sentimentales muy lógicos y porque además es un terreno en el que nos encontramos verdaderas maravillas.

El cuarto de los niños tiene que ser un espacio proclive al juego y al orden, teniendo siempre en cuenta la seguridad. Una vez comprobadas estas 3 premisas nos podemos sumergir en un mundo lleno de posibilidades casi tan diversas y específicas como números de personas hay, ya que puedes decantarte por un estilo puramente infantil a otro mucho más moderno, pasando por la mezcla de ambos.

En este sentido, el color que elijamos como protagonista principal del dormitorio infantil va a determinar bastante el estilo por el que nos hemos decantado, ya que los colores más fuertes y vivos del tipo naranjas, verdes, etc., darán un aire muy infantil y alegre, así como los palo en rosita o azul determinan un corte más clásico, y la gama de los beige nos ofrece la posibilidad de combinar el clasicismo de los neutros con diseños y artículos decorativos infantiles que romperán la seriedad de los mismos.

En el caso concreto de hoy se puede apreciar el resultado de dicha combinación derivada de haber elegido papel rayado en tonos beige para la habitación infantil, una bonita opción que resulta muy estética, elegante y discreta, a la vez que original por no ser las rayas anchas verticales muy propias de esta estancia, pero que en este caso se han sabido ubicar perfectamente y contribuyen a conformar este ambiente tan confortable como atractivo.