Paredes de pizarra
Saber combinar el diseño, el confort y la originalidad es una de las cosas que más deben valorarse en la decoración del hogar, y es que no es para nada un objetivo fácil de alcanzar.

Pues todo esto te lo puede proporcionar la divertidísima idea que hoy te traemos, que es nada más y nada menos que… ¡Una pizarra en la pared!

Sí, por fin podrás escribir lo que te apetezca en la pizarra sin miedo a represalias por parte de la profesora o pintar en la pared sin que tus padres te castiguen como cuando eras un niño… Divertido, ¿verdad?

Paredes de pizarra
Esta idea puede ser aplicable en muchos de los espacios de tu hogar, desde los salones más modernos hasta los despachos o cocinas y pasando por supuesto por las estancias de los que más lo van a disfrutar: Los niños.

Paredes de pizarra
Para conseguirlo tienes básicamente dos posibilidades: La primera consiste en pintar una de tus paredes con una pintura especial para pizarras, dándole dos o tres capas y esperando a que cada una de ellas se seque.

La segunda opción consiste en comprar un vinilo adhesivo de estas características para la pared, lo que además facilitará que no debas pintar directamente la pizarra en el muro.

Paredes de pizarra
Si sencillamente te gustaría un detalle original para alguna de tus estancias también puedes hacerte con algunos divertidísimos vinilos decorativos de pizarra, disponibles en un montón de formas, diseños y tamaños para que puedas encontrar el que más se adapta a las características y al estilo de tu espacio. Puedes ver algunos de estos diseños en Mandellia (www.mandellia.es), Contuidea (www.contuidea.es) o DecoraTuPared (www.decoratupared.com).

Un consejo: No utilices esta idea para los lugares que se encuentren directamente pegados a zonas de descanso o trabajo, pues podrían crear algunas alergias pasajeras.

Atrévete con esta original idea… ¡Y que no falte la tiza!