Pautas para decorar en amarillo

La decoración de interiores puede ser innovadora y no está de más dar una oportunidad a los colores vivos y brillantes, sin miedo a equivocarnos. Hoy vamos a ver las inmensas posibilidades que tiene el amarillo y sus variedades a la hora de decorar y cómo podemos introducir este color en el hogar a través de textiles, detalles en muebles y accesiorios, además de en muros, puertas o paredes.

Pautas para decorar en amarillo

El amarillo es uno de los colores más juveniles y alegres de la paleta. Es el color de los girasoles y otras muchas plantas, del limón y del sol. Por tanto, aporta un toque muy fresco a los hogares, también en invierno, aunque especialmente en primavera o verano. Si te parece que decorar en amarillo da un resultado antiestético o estridente, espera a ver estas ideas y recomendaciones para comprobar que hay muchas formas de dar a una habitación una pizca de decoración viva y soleada. Con este color, los habitáculos parecerán más grandes, alegres y luminosos, aunque, como en la mayoría de los tonos vibrantes y cálidos, no conviene recargar para no saturar al ojo y afectar al estado de ánimo.

Tipos de amarillo

Para decorar en este tono, no tenemos por qué ceñirnos al amarillo limón o al amarillo estándar (aún más brillante), aunque sí podemos revitalizar los ambientes introduciéndolo en pequeños detalles. Hay muchas variedades de amarillo, más o menos luminosas y con menor o mayor intensidad.

Pautas para decorar en amarillo

Un tono aún más apagado es el llamado amarillo de cobalto, cercano al vainilla. También tenemos las variedades de amarillo Hansa o las del llamado amarillo Nápoles, un tono que tira más hacia el marrón. Sin olvidar el amarillo verdoso, que se va acercando hasta los verdes y otras variedades como el crema, el plátano, el mostaza, el miel o incluso el oro. Aunque como decimos, las opciones son numerosas y va a depender de la cantidad de este color que quieras usar en las habitaciones y de cómo vas a utilizarlo.

Pautas para decorar en amarillo

Dónde introducir el amarillo

La correcta introducción de este color en tus espacios dependerá de factores como del tamaño de las piezas, de la luz natural que entre por ellas y del uso que se le va a hacer. Aunque ya te adelantamos que este color es tan apto para dormitorios como para salones, cocinas, recibidores y baños.

Pautas para decorar en amarillo

Un elemento donde podemos incorporar amarillo son las cortinas o persianas, de tal manera estaremos creando un espacio de apertura al exterior y revitalizando el cuarto. Asimismo, en edredones o cojines resultará muy adecuado. Igualmente, lo pondremos en pequeños detalles y accesorios, como una lámpara, un jarrón o un cuadro. En las paredes se puede introducir, pero con cuidado. Si no queremos crear un espacio demasiado vivo, elegiremos tonos más apagados, como el crema o el vainilla, o bien escogeremos sólo un muro o parte de la pared para dar todo el protagonismo al amarillo vivo, ya sea liso, con cenefas, rayas o diversos motivos.

Pautas para decorar en amarillo

Recuerda que este color quedará perfecto en habitaciones juveniles e infantiles, porque es un color que sugiere vida y alegría, así como en espacios exteriores, como en balcones y jardines.

La misma naturaleza puede contribuir a la decoración de los hogares y en ella encontraremos muchos elementos de este color, como los limones o tulipanes y girasoles. Darán un aspecto de lo más natural, al tiempo que estarán contribuyendo a dar vida a tus estancias.

Combinando el amarillo

El amarillo, al contrario de otros colores neutros, no se puede combinar con cualquier tono. Sin embargo, hay varios colores que pueden servirte. Como sabes, es uno de los tres colores primarios, por eso la combinación con tonos turquesas y algunos azules del estilo va a conseguir una resultado alegre, fresco y luminoso.

Pautas para decorar en amarillo

El mismo efecto obtendrás con toda la gama de grises y blancos, así como los ocres. Te recomendamos la combinación de este color con diversos tonos arena para recrear un espacio muy natural y desenfadado.

Pautas para decorar en amarillo

Igualmente, la combinación amarillo-negro resulta muy elegante, aunque a la vez le da ese toque de informalidad que va a quitar la sobriedad en los espacios, gracias al contraste de un color tan estándar como el negro y la viveza que aporta el amarillo.

Pautas para decorar en amarillo

El amarillo también quedará muy bien con el violeta o tonos de morado. Esta combinación es perfecta para cuartos infantiles.

Pautas para decorar en amarillo

Además, si has optado por un amarillo muy oscuro, una pared de un amarillo más pastel quedará muy bien porque estaremos jugando con el mismo color en diversos tonos. Tampoco olvidaremos la curiosa combinación del amarillo y el verde.

Pautas para decorar en amarillo

Si vas a combinar en un espacio detalles amarillos y detalles rojos, pese a que muchos diseñadores lo han conseguido con acierto, debes de tener cuidado de como hacerlo para no dar un aspecto final recargado y estrindente que rompa con la elegancia buscada en el hogar.

Pautas para decorar en amarillo

Ideas para decorar con amarillo

Quizá ya tienes muchas ideas en la cabeza para abrir la puerta de tu casa a este color con tantas posibilidades, pero vamos a compartir contigo algunas más que puedan servirte de inspiración.

En una habitación, puedes optar por pintar el muro de la cabecera de la cama de un amarillo suave que aportará frescura o elegancia. Incluso se puede usar un papel pintado con un discreto estampado para crear un punto focal en ese luhar. El edredón puede ser igualmente de un amarillo muy claro y el detalle final lo dará un sobreedredón alos pies de la cama de un amarillo más oscuro. Los detalles, como la cabecera, los cojines, los adornos de pared y las láminas quedarán genial en tonos madera, arena y beige.

Pautas para decorar en amarillo

Pautas para decorar en amarillo

Para una habitación juvenil, podemos decantarnos por un estilo similar. En este caso, el amarillo es mucho más intenso, por lo que se combina con elementos oscuros y colores blancos o neutros para no recargar.

Pautas para decorar en amarillo

Este color también puede servir para delimitar ambientes. Si tienes algún rincón que apenas utilices, fórralo de un papel con cenefas o estampados amarillos e instala allí un mueble recibidor o un escritorio. El amarillo despierta la memoria y, en su justa medida, es un buen color para cuartos de estudio.

Pautas para decorar en amarillo

Pautas para decorar en amarillo

Sin embargo, quizá te apetezca integrar en tu hogar la luminosidad que aporta este color sin pintar paredes. Los textiles nos dan muchas opciones para ello, tanto, como hemos dicho, en cortinas, como en textiles tales como edredones y cojines.

Pautas para decorar en amarillo

También podemos decantarnos por elegir ese mueble importante en este brillante color para dar ese detalle y después continuar con una decoración del resto del habitáculo en tonos más neutros o sobrios. El contraste dará como resultado una mezcla de lo más elegante.

Pautas para decorar en amarillo

Para cocineros alegres, este color dará un toque de lo más apetecible en la cocina. Podems elegir para ello un tono soleado, pero no demasiado brillante. Por ejemplo, un tono similar al azafrán, que nos sugiera arte culinario, alegría y buena alimentación. No es conveniente, sin embargo, abusar de él, por lo que podemos combinarlo con otros. Por ejemplo, en una cocina una parte de los muebles y puertas pueden estar en amarillo y otra parte en madera. Asegurate de que haya un elemento que se encargue de realizar la transición visual entre ambos estilos.

Pautas para decorar en amarillo

Pautas para decorar en amarillo

El amarillo se puede introducir discretamente en los espacios. Por ejemplo en un salón donde domina el negro o grises, aportaremos un extra de luminosidad con una lámina amarilla, dos o tres cojines y algunos accesorios como una lámpara o un jarrón de flores.

Pautas para decorar en amarillo

Este color puede estar presente, incluso, en un solo detalle que pasará a cobrar gran importancia en la decoración general de la habitación.

Aunque quizá se ve menos a menudo, el amarillo es un color tan apto como cualquier otro para la decoración de los baños, tanto si lo convertimos en orgulloso protagonista como si lo integramos a través de detalles: en cortinas de baño, toallas o felpudo de ducha, un mueble de apoyo, un jarrón de flores o incluso en accesorios como la jabonera o el vaso donde reposan los cepillos de dientes. Igualmente, podemos recurrir a los lisos en una gran variedad de tonos y a los estampados, rayas y cenefas para lograr un toque extra de originalidad y para evitar recargar en exceso.

Pautas para decorar en amarillo

Pautas para decorar en amarillo

Para pasillos o recibidores te proponemos una idea muy original: Crear en un rincón una composición con marcos circulares de diversos tamaños -no más de cinco- y poner en cada una una lámina donde prime un tipo de amarilo diferente (el estándar, el crema, el plátano) Completarás el conjunto con flores de este color y tendras un espacio con muchísima personalidad que dará un mensaje de alegría y buen humor al entrar en casa o en cualquier otra habitación.

Tambien puedes integrar accesorios en un bonito amarillo. Por ejemplo:

– Una única banqueta
– Uno o dos estantes
– Una lámpara de techo o incluso un flexo
– Una figura en este color
– En la vajilla: platos, vasos o ensaladeras
– En jarrones y flores
– Puedes crear composiciones con limones
– Un cuadro

Pautas para decorar en amarillo

Esperamos que te haya gustado este post y quizá, a partir de ahora, comienzas a considerar al amarillo como un color muy a tener en cuenta en la decoración de interiores.