Pavimentos para cocinas de exterior Con la primavera a todos nos apetece pasar tiempo al aire libre disfrutando de las buenas temperaturas. En nuestros patios y jardines comemos, tomamos el sol, charlamos con nuestros familiares y amigos…

Si dispones de un porche o jardín, tienes la posibilidad de crear una zona para, además de comer en el exterior, poder cocinar. Sin embargo, es muy importante que tengas en cuenta el pavimento de este tipo de zona para que pueda aguantar tanto el desgaste como el clima.

Igual que en las cocinas de interior, te recomendamos que no escojas un suelo excesivamente pulido. Es mejor que tenga un poco de rugosidad y, sobre todo, que sea antideslizante, ya que tanto en los exteriores como en las cocinas se suele hacer uso del agua y es muy posible que alguna vez se derrame. Además, en exteriores es muy posible que haya humedad y que se condense el suelo.

Por otro lado, algunos materiales no aguantan la intemperie igual de bien, como los vinilos y linóleos, que no son adecuados para exteriores. Por tanto, es mejor que utilicemos el hormigón si queremos un pavimento continuo.

Uno de los materiales que también puedes utilizar son las maderas que, por otro lado, precisan de muchos cuidados. Aunque si nuestro deseo es tener madera en el exterior, la madera tecnológica puede ser una muy buena opción. Ésta ofrece un alto confort independientemente de si hace mucho calor o mucho frio y se comporta perfectamente en exteriores. Dos buenos ejemplos de madera tecnológica son el Visendum y la Tuka.

Ahora que ya tienes a mano estos consejos, puedes decidir qué tipo de pavimento quieres poner en tu cocina de exterior para disfrutar de unas buenas comidas y cenas rodeado de los que más quieres.