Pérgolas para decorar el jardín
Decorar el jardín es posiblemente una de las tareas que nos resultan más agradecidas cuando tenemos que encargarnos de la dura tarea de diseñar el interiorismo de todo el hogar, pues es un lugar que decoraremos con el simple objetivo de sentirnos a gusto y disfrutar.

En tu zona de jardín debe haber sin duda un lugar para las reuniones o simplemente para tu descanso: en algunas ocasiones está bajo los balcones de la casa y otras veces en el porche, por ejemplo. Sin embargo, si quieres un espacio que dé categoría a tu jardín y que sea perfecto para el descanso debes colocar una pérgola en él.

Las pérgolas son aquellas estructuras que forman una pequeña habitación exterior que te permite estar a cubierto a la vez que también al aire libre. Estas estructuras crean un ambiente perfecto para desconectar, ya sea simplemente disfrutando del buen tiempo, echando una siesta, leyendo un libro, comiendo o charlando animadamente con tu familia y amigos.

Pérgolas para decorar el jardín
Las hay de formas y materiales diversos, aunque generalmente es común encontrar estas construcciones en madera, con un aspecto muy natural que queda reforzado por una decoración interior también en madera, mimbre o forja, con tejidos naturales y colores neutros que dan frescura a la atmósfera (aunque si la quieres más divertida puedes decorarla en multicolor).

La pérgola supone una útil y confortable estancia exterior que podremos utilizar para usos diversos. Por eso, lo mejor sería que hubiese en ella espacio suficiente para colocar una mesa con sillas, un pequeño sofá donde reposar y un pequeño espacio donde poder cambiarse tras un chapuzón en la piscina.

Si quieres evitar disgustos es necesario que integres en la estructura algunas persianas de plástico que sirvan como una pared protectora para el interior contra el viento, el frío o la lluvia.