Permisos necesarios para hacer reformas
¿Sabías que para hacer según qué tipo de reformas en casa son necesarios una serie de permisos y licencias? Lógicamente, no es necesario que acudas al ayuntamiento o que le pidas permiso a tu comunidad de vecinos para cambiar una lámpara o un inodoro, aunque sí para otras intervenciones, siempre que quieras hacer bien las cosas, claro. En general, podemos hablar de licencias de obra mayor y de obra menor.

Si quieres hacer algunas reformas en casa y no tienes ni idea de qué tipo de permisos debes pedir, échale un vistazo a lo que te contamos a continuación porque te será de gran ayuda.

Obra mayor y obra menor

Cuando hablamos de licencias de obra mayor nos referimos a las obras nuevas, las ampliaciones y demoliciones, cambios de uso, reformas que afectan al aspecto exterior o la distribución de espacios interiores, sistemas estructurales y renovación de instalaciones. En cambio, las licencias de obra menor son necesarias para hacer trabajos que no requieren una especial complejidad, como reparaciones, arreglos de cubiertas o retejados, trabajos relacionados con el interiorismo, vallados y cerramientos de terrazas.

Permisos necesarios para hacer reformas

Comunidad de vecinos

Pero más allá de las licencias municipales, es importante contar con la aprobación de los vecinos siempre que vivas en un edificio con varios inmuebles o en una urbanización de casas.

Dependiendo del ayuntamiento

Hay que tener en cuenta que el tipo de permiso o licencia de obras a solicitar depende del ayuntamiento. De la misma manera, cada ayuntamiento pedirá una documentación y un precio distinto. Sea como sea, las licencias y permisos son necesarios para no sufrir ninguna denuncia o parón de las obras y por qué no, para solicitar las posibles subvenciones que en algunos lugares existen para renovar las viviendas, algo muy útil en los tiempos que corren. ¿No crees?