Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Hoy en día, en la decoración de hogares, es habitual que muchas casas tengan los mismos muebles estándar. Hablamos por ejemplo de las mesas o estanterías Ikea que, por ser baratas y funcionales, suelen ser frecuentes en los hogares europeos. Desafortunadamente, no siempre tenemos presupuesto como para comprar todos los muebles de diseño que nos gustarían y esto hace que sea inevitable que nuestras viviendas pierdan un poco de personalidad.

Esto ya no tiene por qué ser así. Te enseñaremos en este post a dar una nota de carácter a tus muebles, por muy convencionales que sean, y a personalizar y diseñar tus espacios con un presupuesto mínimo y permitiéndote aprovechar los muebles que ya tienes. ¡Toma nota!

Personaliza a tus anchas con los vinilos auto-adhesivos

Son una solución low-cost que te permitirá dar el lavado de cara a tu casa que tanto necesita. Los encontrarás de colores, de rayas, con cenefas, clásicos, infantiles… Por ejemplo, úsalos sobre la típica cómoda blanca de Ikea que usas para el cuarto de los niños o sobre estanterías, incluso en mesas. Una magnífica y rápida solución para desprender a tu casa de ese aire convencional que no nos acaba de gustar.

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Echa un vistazo a Superfront

¿Qué es Superfront? Una empresa sueca que ya se había dado cuenta, como nosotros, que a las personas les encantaría diseñar sus muebles a su gusto sin renunciar a adquirir los de la marca IKEA. Ofrecen pomos, patas, paneles frontales o laterales con diseños mucho más bonitos, elegantes y exclusivos, adaptados para los muebles típicos de Ikea. Te encantarán los pomos en forma de mariposa para los armarios o los paneles de rombos para tus muebles de cocina.

¿El problema? Que son algo caros. Precisamente, la gente que se decanta por IKEA es porque tiene precios competitivos y, mirando en su página web, encontramos paneles de armario por 289 euros. No obstante, al ser una tienda también on-line, echar un vistazo no nos cuesta nada y puede que acabemos encontrando precisamente lo que nos hace falta. Aquí está su web: www.superfront.com

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Además, nos puede servir de inspiración para saber lo que queremos, aunque lo compremos en otras tiendas con precios más bajos.

Cambiar patas y pomos de los muebles

Reemplazar una simple pata de un sofá o todos los pomos de la cómoda consigue dar un aspecto totalmente diferente al mueble. Deshazte de esos pomos redondos y de las patas convencionales para poner unos más bonitos, coloridos y personalizados. Puedes, por ejemplo, escoger patas de sofá a juego con las cortinas del salón o cambiar el pomo de los armarios por la letra del apellido de la familia.

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Cambia la funda del sofá o los sillones

Si eres mañoso/a, puedes coserla tú mismo/a con los estampados que más le vayan a tu salón o cuarto de estar. También podrás encontrar algunas ya compradas a bajo precio que darán personalidad a tu sofá. Con las bajas temperaturas, quedan muy bien los colores claros, los azules y los estampados frescos de rayas. También el tapizado de los cojines se encargará de dar un aire nuevo a tu sofá y a todo el espacio.

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Simplemente, pintar los muebles

Sólo necesitarás pintura especial para el material del que esté hecho en uno o varios colores. Son ideales aquellos muebles IKEA de madera clara, que te resultarán muy sencillo de pintar.

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Te proponemos una idea para la típica cómoda tan útil que todos solemos tener en casa: compra el tono de pintura que más te guste y pintura blanca. Quita los pomos y pinta el primer cajón de ese tono. A continuación, mezcla con un poco de blanco (midiendo siempre la cantidad para que el efecto quede bien), pinta el siguiente cajón y así sucesivamente. Cuando se seque, coloca los pomos -que también pueden pintarse, en un color más oscuro o, por ejemplo, en tono dorado-. Conseguirás una preciosa cómoda en degradado totalmente personalizada. Puedes hacerlo igual con cada puerta de los armarios.

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Da un toque de lujo a tus simples muebles con pintura dorada

Una estantería blanca o de madera de lo más sencilla parecerá de mucho mayor calidad si le damos una manita de pintura dorada. ¡Nadie adivinará el precio que has pagado en realidad por ella!

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

La pintura pizarra para mesas

Una opción que nos encanta es la que nos ofrece la pintura de pizarra. no sólo da una gran personalidad a tus muebles (en especial a las mesas), sino que nos permitirá escribir notas sobre ellas, lo que lo hace ideal para muebles de cocina, de recibidor o infantiles.

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Cambiar los muebles de estancia

Conseguirás ser muy original si utilizas muebles de cocina en otras estancias de la casa o viceversa. Por ejemplo, hay muchas mesas y estanterías de cocina que pueden serte muy funcionales en espacios como el baño. ¡Despliega tu creatividad y no dejes de mirar todas las opciones!

Convertir un escritorio en un mini-bar para tus reuniones o fiestas

Esta idea es una de las más creativas porque además no tendrás que hacer nada con tus muebles. Ni una mínima cosa. Simplemente, se trata, como apuntábamos en el truco anterior, de darles a los muebles una función diferente a la que fueron concebida. Es el caso del escritorio metálico de Ikea (modelo Vittsjö o similar) que puede simplemente pasar a ser otra cosa que se te ocurra, como un práctico mueble-bar que te permitirá almacenar todos tus licores, los utensilios para hacer cócteles, los libros de recetas, los trapos y, además, podrás posar en él los vasos o los aperitivos.

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Convierte una butaca ordinaria en una preciosa mecedora

Si el presupuesto no te llega para una mecedora, pero te gustaría tener una, recupera esa vieja butaca que ya no dice nada y colócale unas patas curvas. Quizá necesitas ver algunos tutoriales para hacerlo, pero el resultado será ideal.

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Las posibilidades de las bibliotecas tipo Expedit o Kallak

Estas bibliotecas o estanterías que casi todos tenemos se pensaron para almacenar libros o similares. Pero podemos ir un paso más allá y convertirlas en otras cosas. Por ejemplo, en un bonito sofá o banqueta de salón o cocina integrando una base de goma espuma. También podemos convertirla en una cama individual o doble auxiliar para invitados.

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Personalizar las lámparas

Puede que las lámparas de IKEA sean una buena solución para la iluminación de la casa, pero ya las hemos visto tantas veces y en tantos lugares que podemos estar aburridos de ellas. Una manera de cambiar esto es pegando flecos de fieltro sobre la pantalla de la lámpara del color que más os guste. Córtalos todos en la misma longitud y empieza a pegar por la parte superior de la lámpara para después ir pegando los flecos unos centímetros debajo de los anteriores para un resultado perfecto.

Manualidades y muebles con los archivadores

Los archivadores que venden en esta tienda sueca cuestan poquísimo, pero ahora pueden ser algo más que simples organizadores de papel. Pegándolos por las bases (previa decoración o pintura) y colocándolos encima de un taburete normal, tendremos una preciosa y original mesa de recibidor.

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Además, nos permitirán aprovechar todo el espacio en nuestra casa si los fijamos a la parte interior de las puertas. Por ejemplo, en la cocina nos servirán para guardar utensilios, el papel de plata, bolsas de basura, productos de limpieza… etcétera.

Cómo personalizar los muebles de Ikea convencionales

Colocar un tablón de madera a los típicos muebles metálicos

Estos muebles son muy funcionales, pero así, a primera vista, no es lo más estético. Darás un aspecto de diseño y solidez si consigues una tabla de madera del color que te guste en el mismo tamaño y lo fijas al mueble. Un simple gesto que cambiará por completo esta mesa y le dará un aire de elegancia y minimalismo que no dejará a nadie indiferente.

Estas son algunas ideas para personalizar tus muebles suecos de manera efectiva y sencilla. ¿Conoces alguno más?