Personalizar un piso de alquiler
La mayoría de los que habéis mostrado interés por este artículo probablemente os encontréis en la situación que propongo: la calidad de vida no da como para comprar un piso y la única opción es vivir de alquiler, opción que a pesar de satisfaceros también supone muchas trabas a la hora de ponerse con la decoración.

No pintar paredes, no hacer agujeros, no hacer obras… a veces todo son restricciones para poder plasmar nuestro estilo y personalidad en lo que ahora (temporalmente o no) es nuestro hogar.

A continuación te dejamos algunas ideas para que decores el hogar a tu gusto sin faltar a las estrictas normas del propietario, ¡no te las pierdas!

El color es el primer punto al que solemos atender cuando nos ponemos manos a la obra con la decoración. En muchos casos, sin embargo, no podemos pintar las paredes por las que estamos pagando… no te preocupes, porque puedes llenar de luz y color tu hogar gracias a cualquier mueble, objeto u ornamento: sofás, vajillas, textiles, adornos para la mesa… ¡hay tantas opciones que sería difícil no conseguirlo!

Personalizar un piso de alquiler
Además de lo anterior, el estilo decorativo que proporcionas a cada una de las estancias ya será una fuerte marca personal en sí misma.

Probablemente tampoco puedas hacer agujeros en las paredes, por lo que las ideas para decorar este espacio se reducen en gran medida. Algunas ideas que se nos ocurren para darles un toque son las de colocar vinilos (en el estilo y color que prefieras), las de ‘pegar’ cuadros muy ligeros a la pared o la de apoyar grandes espejos sobre el suelo sin necesidad de colgarlos.

Por último, una gran manera de aportar tu esencia al hogar es decorarlo con elementos relacionados con alguno de tus hobbies (libros, películas, música, etc.) o con fotografías propias con amigos y familia, por ejemplo.