Pintar las paredes del baño
¿Te apetece cambiar la decoración de tu baño pero no puedes permitirte un gran desembolso de dinero? ¡No te preocupes! Hoy vamos a proponerte una opción ideal para cambiar por completo el aspecto de tu baño sin invertir prácticamente nada. Nos referimos a pintar las paredes de la estancia, que además de ser una solución económica, es fácil y rápida.

Eso sí, para pintar el baño deberás recurrir a pinturas especiales, además de seguir las recomendaciones que vamos a darte a continuación.

Pinturas especiales

A la hora de escoger la pintura para tu baño, deberás tener en cuenta que las paredes de esta estancia soportan mucha humedad, incluyendo la condensación del vapor del agua. Lo mejor en estos casos según los expertos es utilizar pintura con esmalte sintético satinado o pintura plástica satinada. Además, existen un montón de colores en este tipo de pinturas, por lo que tendrás una amplia gama donde elegir.

Pintar las paredes del baño

Preparación

Antes de ponerte manos a la obra con la pintura, es importante que limpies bien todas las paredes, asegurándote de que quedan bien secas. Si no lo haces, la pintura no se quedará adherida a la superficie. Además, debes eliminar toda pintura suelta o descascarada. En general, te recomendamos que optes por pintura clara, ya que de este modo tu baño tendrá mayor luminosidad y parecerá más grande, aunque siempre dependerá de tus gustos personales.

Cómo aplicar la pintura

En cuanto a la aplicación de la pintura, deberás hacerlo como en cualquier otra estancia, es decir, dando una mano, dejando secar, y aplicando otra mano si fuera necesario hasta conseguir el resultado deseado. Eso sí, te recomendamos revolver muy bien la pintura antes de usarla, además de evitar pintar con humedad relativa superior a 85%.