Pintar paredes con tonos metálicos
Estamos acostumbrados a ver las paredes pintadas de blanco o en otras tonalidades, pero siempre colores conocidos o que nos transmiten buenas energías. Los colores pasteles, los colores que contrastan entre sí o los colores que te aportan bienestar emocional son los más habituales, como por ejemplo: blanco, azul, verde, marrón, rosa pastel, verde pastel, amarillo crema, etc. Pero, ¿alguna vez has pensado en pintar las paredes con tonos metálicos?

Si quieres salir de lo ordinario y disfrutar de colores que te aporten originalidad y elegancia a las paredes de tu estancia, entonces puedes apostar por los tonos metálicos. Son colores que también puedes utilizar y que si te gustan, ¿por qué te vas a negar la oportunidad de disfrutarlos dentro de tu hogar? ¡No te pierdas el artículo de hoy porque si te gustan los tonos metálicos te vas a inspirar!

Dónde encajan mejor

Dependerá de tu personalidad o de tu forma de ver la decoración el que escojas una estancia u otra para pintar las paredes en tonos metálicos, pero cualquier estancia puede ser susceptible para que las paredes luzcan con estos tonos tan bonitos. Eso sí, para que encajen bien deberás pensar que el resto de la decoración tendrá que ir acorde.

Pintar paredes con tonos metálicos
Además si estás buscando glamour y estilo en la estancia el color metálico será la mejor opción para ti. Puedes incorporar plantillas con pintura metalizada ya que está de moda. Los tonos plata, bronce y las pinturas metálicas en oro te ayudarán a que la pared resalte, por lo que es ideal para espacios grandes y no tanto para los espacios con menos metros cuadrados. Puedes utilizar un dorado brillante o un color plata para dar un toque de energía a una estancia, pero si prefieres que sea una estancia más relajada entonces puedes usar colores metálicos con tonalidades más suaves.

Algunas formas para pintar las paredes en metálico

– Plateado brillante. El plateado brillante es una buena opción para un salón o tu dormitorio sobre todo si es una plata opaca brillante. Puedes colocar en la pared letreros en oscuro para darle un toque moderno o incluso patrones con diferentes estilos y colores. Es una forma de mantener una decoración moderna y fresca al mismo tiempo. Una pared plateada con patrones pintados dará una sensación parecida al papel tapiz pero la sensación será muy diferente.

Pintar paredes con tonos metálicos
– En plata antigua. Otra opción para decorar una pared en tonos metálicos es utilizar el color de plata antigua que es ideal para decorar una pared de acento en un espacio abierto. El color plata antigua añadirá calidez y riqueza a todo el espacio, y combinará estupendamente con un fondo en gris oscuro, ¿y sabes lo mejor? Que recogerá la luz del ambiente y no se verán brillos. Es un tono excelente para combinar con una plantilla y un patrón antiguo para dar un aspecto vintage… ¡y espectacular!

-Oro antiguo. El oro antiguo es un tono metálico con mucha elegancia para cualquier estancia y se puede crear una pared de lo más espectacular. Parecerá que vives dentro de un palacio, pero para que no quede muy sobrecargado puedes optar por añadir en la pared algún tipo de patrón o plantilla en otro tono metálico o en un tono más claro.

Pintar paredes con tonos metálicos
– Dorado brillante. Si te gusta la pintura metalizada pero no quieres que sea demasiado llamativo, entonces puedes utilizar el dorado brillante para dar color sobre un fondo de color plano. Así el dorado iluminará la estancia y habrá un estupendo contraste. Puedes usarlo en una pared de acento o en las paredes que más te gusten de una estancia.

Pintar paredes con tonos metálicos
Y si te gustan todas las opciones, puedes optar por hacer una combinación de metálicos con colores más planos y crear bonitas composiciones en las paredes.