Pintura magnética de Blatem
¿Tienes tantos imanes en la nevera que ya no cabe ni uno más? ¡Pues hoy te traemos la solución perfecta para que no tengas que guardar los que te sobran en el baúl de los recuerdos! Y es que la empresa valenciana Pinturas Blatem acaba de lanzar al mercado su pintura magnética, un esmalte capaz de convertir en imán permanente cualquier superficie sobre la que se aplique, ya sea obra, madera o superficies metálicas no férricas, como el aluminio.

Gracias a esta nueva pintura las posibilidades decorativas se disparan. A partir de ahora los clavos o las chinchetas que habitualmente se emplean para sujetar objetos en las paredes, perforándolas y marcándolas, dejarán de ser necesarios. ¿Quieres saber más sobre esta fantástica idea de Blatem?

Reinventar el sector

El lanzamiento forma parte de la inversión que la marca ha destinado en su laboratorio de I+D+i con el objetivo de reinventar el sector, en una apuesta por conseguir la máxima practicidad en el ámbito doméstico.

Pintura magnética de Blatem

Sobre cualquier material

Como te acabamos de comentar, esta pintura, de base acuosa, puede aplicarse sobre cualquier material. Solamente es necesario prepararlo con el fijador, el sellador o la imprimación que el propio fabricante indica en las instrucciones. Además, aunque el esmalte es de color negro, puede ser recubierto sin perder su imantado con otras pinturas plásticas o acrílicas al agua. Eso sí, para conseguir un resultado óptimo, es recomendable dar tres manos de producto como mínimo.

Mantener las paredes en buen estado

La principal ventaja de este producto es que posibilita mantener las paredes en buen estado fácilmente al no tener que agujerear en ellas, ya que los objetos, sean del tipo que sean, pueden ser desplazados o intercambiados empleando sencillamente imanes. Así, gracias a esta pintura podrás colgar cuadros o fotografías, configurar un tablón de notas en una oficina, crear un rincón interactivo en un aula o en una habitación infantil… Como ves, una gran cantidad de usos.