Pintura metalizada para las paredes
Ya han pasado algunos años desde la última vez que pintaste las paredes de casa y empiezas a notar que éstas te piden a gritos un buen cambio.

Para ello, en Interiorismos te hemos dado ya un montón de ideas nuevas y originales para decorarlas, combinar colores sobre ellas e incluso utilizar originales productos como la pintura de pizarra o la imantada (puedes encontrar cualquiera de estos artículos en nuestra sección de Paredes).

Ahora te proponemos las pinturas metalizadas, que con su acabados brillantes y llamativos ayudarán a completar con éxito el ambiente de tu hogar sea del estilo que sea (dorados suaves para estancias clásicas o vintage, rosas metalizados para estancias kitsch…).

Pintura metalizada para las paredes
De este modo, desde los estilos más clásicos hasta los más modernos pueden ser potenciados por este acabado adaptable a casi todos los colores, que muy a menudo pretenden imitar al hierro, el oro, el acero, el cobre, el topacio e, incluso, el óxido o metal envejecido.

No obstante, también puedes encontrar muchísimos colores tradicionales como el rojo, el azul, el verde, el rosa para dar una nota de color más vistosa a tus paredes, techos e incluso al mobiliario.

En realidad los mejores acabados se obtienen en superficies metálicas (verjas, puertas, etc.), pues ayuda precisamente a realzar el brillo y el color y protege a las piezas de los agentes externos como una capa extra protectora.

Para cubrir tus paredes con esta pintura no hace falta ningún tratamiento demasiado especial, pues bastará con eliminar cualquier resto de polvo, grasa o pintura y sellar agujeros (en caso de haberlos) en las superficies porosas para conseguir mejores resultados.

Y tú, ¿te atreves con ellas?