Plantas trepadoras en la decoración del hogar

Ya hemos señalado en otras ocasiones lo útiles y convenientes que resultan las plantas como elemento decorativo en una casa: una opción no costosa, colorida y natural que, sin embargo, requiere unas dosis de cuidado. Son muchas las plantas de exterior (interior, para quienes tengan jardín) que podemos elegir, pero mucha gente se decanta las plantas trepadoras por su originalidad y por el toque que dan en la decoración. Muchas de ellas son grandes y abarcan gran espacio. Pueden resultar todo un acierto en algunos ambientes, especialmente en lugares amplios y diáfanos. Es más, hay un inmenso abanico de plantas trepadoras: muy comunes y con hojas verdes como la hiedra, o bien con flores y frutas, como el rosal trepador o la parra.

Plantas trepadoras en la decoración del hogar

Es una opción muy a tener en cuenta, aunque son plantas que van a necesitar de bastante atención, ya que requieren un cuidado especial, especialmente en la tarea de podarlas y dirigir su crecimiento. Lo ideal es que se planten en una terraza o jardín, ya que son muy adecuadas para los exteriores. Si este es tu caso, puedes optar por emplazarlas en la pared, en muebles o en vallas; también en lugares como, por ejemplo, alrededor de una ventana. Sobre la pared, la planta se expandirá a su antojo, conviene dejarlas espacio para que puedan trepar después (aunque algunas tardan mucho en crecer) y cerciorarse de que el suelo tiene agua suficiente.

También las plantas trepadoras pueden resultar adecuadas para interiores. Respecto al lugar, escogeremos un sitio luminoso donde los rayos de sol le lleguen con facilidad y en un lugar espacioso, pues el vegetal va a necesitar expandirse más tarde. También es preciso utilizar elementos como ramas o cañas para que se mantengan erguidas y usar un tiesto lo suficientemente grande.

Plantas trepadoras en la decoración del hogar

El cuidado de la planta trepadora no es el más sencillo, aunque siguiendo unos consejos básicos en seguida aprenderemos cómo hacerlo. Lo importante es que la vayamos orientando según crece para delimitar cómo queremos expandirla, para ello necesitaremos una cañita o un soporte e hilos suaves a los que ataremos la planta a ellos para evitar que los tallos se partan.

Hay plantas trepadoras que además, tienden a enredarse, lo que resulta en un efecto muy bonito para el hogar. Son las llamadas enredaderas, entre ellas encontramos plantas como el jazmín.

Tipos de plantas trepadoras

Hay muchos tipos y cada una requiere de un cuidado diferente. Para exteriores, tienen mucho éxito las que crecen con rapidez y se usan para cubrir paredes, por ejemplo, las usadas para adornar la fachada de una casa. Es muy común la hiedra con sus pequeñas hojas verdes que pueden presentar diversas tonalidades. Al contrario que muchas otras plantas trepadoras, la hiedra necesita humedad pero también sombra. Otras del estilo son la parra o la madre selva, que igualmente crecen rápidamente.

Mucha gente, sin embargo, prefiere las plantas con flores, por el colorido extra que aportan y su aroma. Hay grandes opciones en cuanto a trepadoras floridos. El rosal trepador es muy elegante y adecuado para un jardín, pero hay otras como la bungavilla, muy propicia para una puerta o entrada. Esta planta florida suele encontrarse en color rosa intenso, pero también se encuentra en rosado, rojo o naranja.

Otro tipo de plantas trepadoras de gran belleza son las que crecen en forma de espiral; es decir, su tallo se va girando y eso la permite subir, dejando un resultado muy bonito a la vista para nuestra casa. Entre estas especies está la judía o la diplademia.

Plantas trepadoras en la decoración del hogar

Más plantas trepadoras con flores son las campanillas, redondas, violetas y de varios tonos de color y, una de las más frecuentemente escogidas, la glicinia. Es de color lila, con flores abundantes que caen en forma de lágrimas, una de las más bellas y más adecuadas para decorar grandes espacios. Las glicinias quedan perfectas en exteriores y proporcionan mil opciones de decoración: quedarán ideales en un cenador al aire libre, en verjas y vallas, en la entrada de la vivienda, en la fachada, sobre arcos, etcétera. La glicinia da un aspecto romántico y es ideal para la decoración en grandes eventos, como reuniones, bailes o bodas, así que puede ser tenida en cuenta para una fiesta en un jardín.

Plantas trepadoras en la decoración del hogar

Posibilidades de las trepadoras

Existen muchos más tipos de plantas trepadoras. Su gran variedad es uno de los puntos fuertes de esta planta, ya que un aficionado a la jardinería y a la decoración del hogar con este tipo de plantas puede hacer con ellas elegantes composiciones y elegir una diferente para cada rincón de la vivienda, aunque no se recomienda juntar diferentes especies en un mismo espacio, sino dejar a la planta trepadora expandirse libremente por su pared o verja. La variedad es inmensa en cuanto a tipos de flores, colores de las mismas, tipos de hoja, diferentes aromas, tallos de distinto grosor, etcétera. Además, algunas son más propias para climas fríos, otras necesitan de calor, tienen diferentes ritmos de crecimiento, unas crecen al sol y otras a la sombra y algunas incluso cambian de color según la época.

Plantas trepadoras en la decoración del hogar

Si estás pensando en colocar una de ellas en tu casa, empieza por pensar en el lugar y en la forma, longitud o color que te gustaría que tuvieran. Una vez hecho esto, será fácil encontrar la planta trepadora que mejor se adapte a tus necesidades.