¡Pon una piscina desmontable en tu hogar!
Si tienes la suerte de tener un jardín o una amplia terraza, no dudes en poner una piscina. Sin duda, es uno de los artículos que muchos desearíamos tener en casa para poder refrescarnos cuando el calor aprieta. Hoy en día tienes diferentes opciones, aunque sin duda, una de las mejores es una piscina desmontable.

La piscina es un auténtico placer al alcance de muchos gracias a los modelos de fácil montaje. Estas piscinas son más económicas, prácticas y fáciles de instalar que las de obra. Además, su mantenimiento también es más sencillo, como en el caso de las piscinas hinchables. Éstas son súper prácticas para poder refrescarte durante esta temporada. Además, también podrás llenarlas de bolas de colores en invierno para que los más pequeños de la casa puedan jugar.

Las piscinas hinchables es la opción más económica, aunque suelen estar pensadas para los niños. Sin embargo, las autoportantes, que también son hinchables, son más resistentes, ya que cuentan con una estructura de PVC bastante rígida.

¡Pon una piscina desmontable en tu hogar!
Por otro lado están las tubulares, que son de mayor tamaño y destacan por su ligereza y facilidad para ser desmontadas y graduadas. Están compuestas por lona de PVC de una pieza flexible y reforzada, que recubre toda la estructura y la protege del agua.

Si esta opción no te convence, puedes optar por las piscinas elevadas, que tienen una serie de paneles rígidos y cuentan en su estructura con PVC y acero. Podrás encontrarlas en una gran cantidad de tamaños y formas, pudiéndose colocar directamente sobre el suelo o semienterradas. Por último están las de madera, que son más elegantes pero más caras, además de que requieren de un mayor mantenimiento

¿Con qué opción te quedas para tu jardín?