Porcelanato, el mejor revestimiento para tu baño
Una de las cuestiones más importantes a la hora de decorar cualquier estancia del hogar es decidir el tipo de material que recubrirá tanto las paredes como el suelo. Esta decisión se vuelve todavía más importante cuando se trata del cuarto de baño. Si estás pensando en redecorarlo, seguro que ya te has planteado que tipo de revestimiento te convendría más, ¿verdad?

Pues hoy vamos a hablarte de un material que en los últimos años se ha vuelto muy popular: el porcelanato. Como habrás imaginado, su nombre proviene de porcelana. Se trata de una evolución de los cerámicos esmaltados que durante mucho tiempo mantiene un aspecto perfecto. Además, se puede encontrar en diferentes modelos, texturas, colores y tamaños, por lo que podrás encontrar el diseño perfecto para tu baño.

Un material resistente

Además de contar con enromes posibilidades decorativas, el porcelanato tiene una altísima resistencia a la abrasión, a la rotura y a los agentes químicos y productos de limpieza y, además, tiene una muy baja absorción de agua, lo que permitirá que los hongos no florezcan. Por si fuera poco, es casi imposible rayarlo.

Porcelanato, el mejor revestimiento para tu baño

Fácil mantenimiento

Sin embargo, lo mejor de todo es su mantenimiento, sobre todo para aquellos que no dispongan de mucho tiempo para dedicarle a la limpieza del hogar. Con un paño, agua y detergente o jabón te bastará para mantener el porcelanato limpio. Si tuviera alguna mancha de grasa, necesitarás un producto antigrasa.

Tecnología de vanguardia

Su fabricación requiere de tecnología de vanguardia y las materias primas seleccionadas son sometidas a un tratamiento térmico superior a 1.200ºC y a una presión mayor en el prensado. Gracias al rápido desarrollo y éxito en ventas se han creado diversos tipos de acabados (rústico, brillante, mate, pulido…) y durezas. Incluso, es posible encontrar porcelanatos que copian la apariencia de la piedra, la madera o el granito.