Preparar la chimenea para la llegada del invierno
Ya estamos en diciembre y las bajas temperaturas del exterior cada vez se notan más en el hogar. Por eso, antes de que llegue el invierno, todos los que aún no lo hayan hecho, tendrán que prepara la chimenea. Y es que no hay nada mejor que estar acurrucado delante de la chimenea mientras que el frío está azotando fuera.

Antes de que la chimenea sea completamente imprescindible en tu casa es necesaria una puesta a punto. En este sentido, una de las primeras cosas de las que tendrás que ouparte es de la limpieza a fondo de ésta, que te recomendamos que sea a manos de un profesional, que en muchos casos también se ofrecen a inspeccionar las distintas partes de la chimenea para determinar si hay áreas que han sido dañadas y necesiten reparación.

Preparar la chimenea para la llegada del invierno

Combustible

Por otro lado, deberás asegurarte de que cuentas con suficiente combustible para mantener la chimenea funcionando durante todo el invierno. En el caso de las chimeneas convencionales, necesitarán un proveedor de leña, aunque también podrás conseguir la madera en supermercados u otros lugares, incluso de forma gratuita.

Preparar la chimenea para la llegada del invierno

Medidas de seguridad

Por supuesto, es necesario contar con algunas medidas básicas de seguridad, como una protección para la chimenea o una mampara de metal para asegurarte de que la casa está a salvo de las brasas que pueden saltar. Este paso es todavía más importante si hay niños en el hogar, ya que en un pequeño despiste pueden acercarse al fuego y provocar un accidente. Por otro lado, es muy importante abrir el tiro de la chimenea antes de encender el fuego. Además, te recomendamos que protejas la parte superior de la chimenea con una rejilla que no deje pasar las chispas. Así, mantendrás a los animales alejados y evitarás que las chispas caigan en materiales combustibles o de jardinería cercanos, que podrían incendiarse.