Preparar la habitación del bebé
El nacimiento del bebé es una de las cosas más emocionantes y también más esperadas de nuestras vidas. Precisamente por eso, el tiempo de espera a menudo parece hacerse eterno…

Pues no te preocupes, porque vas a tener mucha faena como para estar entretenido hasta que llegue el momento crucial con la preparación y la decoración de la habitación de tu pequeño.

¿Estás preparado para ponerte manos a la obra? Sigue estos pasos y asegúrate de que la estancia recibe a tu pequeño en las mejores condiciones posibles:

– Limpieza: En estos casos no sirve hacer reformas, arreglar o decorar la habitación sin más, pues los bebés son muy frágiles y requieren estar en ambientes ultra higiénicos. Asegúrate de eliminar todo el polvo y los problemas ambientales e imperfecciones de la habitación incluso antes de pintarla.

A propósito de todo esto, también es muy recomendable que mantengas una constante limpieza en todo el hogar para evitar posibles alergias o problemas con tu bebé.

Preparar la habitación del bebé
– Pintura: Una vez el espacio se ha higienizado la pintura de las estancia es fundamental tanto a nivel práctico como estético. Si quieres decorarlas con elementos decorativos y prácticos (no ocupan espacio) puedes utilizar también papeles pintados, murales decorativos o stickers sobre ellas.

– Piensa la decoración: Escoge los tonos que predominarán en el espacio, los muebles necesarios para la habitación (cuna, cambiador-cómoda y armario, no abarrotes el espacio con más de lo necesario) y piensa meticulosamente en la orientación de los mismos.

En este sentido debes buscar también la mejor ubicación de cada mueble en el espacio: Los armarios en un lugar que no molesten, la cómoda-cambiador en un espacio que permita una buena movilidad y la cuna en un lugar fresco y ventilado (sin llegar a estar muy cerca de la ventana).