Preparar la terraza para la llegada del verano
Con el verano a la vuelta de la esquina, las terrazas comienzan a llenarse de vida, ya que sin duda son un espacio ideal para disfrutar del buen tiempo en cualquier momento del día. Sea grande o pequeña, si sabes sacarle partido podrás aprovecharla al máximo y lograr que tu verano sea mucho más especial gracias a ella.

Una terraza es principalmente para relajarte, crear un ambiente en el que te sientas a gusto y disfrutar así de las altas temperaturas con mayor frescura que si tienes que estar en el interior de tu hogar. Una buena terraza es sin duda un lugar muy especial para reunirte con amigos o incluso comer, merendar o cenar cada día. Sigue leyendo para saber cómo hacer para lograr un buen ambiente.

La terraza perfecta

La decoración que quieras para tu terraza depende totalmente del estilo que quieras lograr, además del espacio disponible. El principal objetivo tiene que ser lograr un espacio cómodo, y en base a eso ya vas eligiendo todos los elementos que quieres integrar para que sea una realidad. Lo primero es decidir en dónde vas a poner la zona de descanso y ubicar allí un pequeño sillón o sofá, dependiendo del espacio que tengas.

Preparar la terraza para la llegada del verano
Una mesa es un elemento indispensable, y lo más adecuado es que la ubiques delante de los sillones, de manera que éstos queden alrededor de la mesa. Es imprescindible que el mobiliario sea fácil de limpiar y resistente al sol, ya que de lo contrario se estropearía enseguida. Si la terraza está al aire libre y la tienes montada todo el año, han de ser resistentes también a la lluvia, o bien tenerlos tapados durante los meses de invierno.

Preparar la terraza para la llegada del verano
Como bien sabrás, las plantas le dan mucha vida a cualquier espacio, y son ideales con los exteriores, como terrazas, patios o jardines. Elige plantas llamativas que te trasmitan sensaciones positivas, harán que te sientas mucho mejor.

¿Qué estilo elegir?

Como para cualquier estancia, para las terrazas también puedes elegir diversos estilos. Uno de los más utilizados es el minimalista, ya que además encaja perfectamente en un espacio que está destinado a la relajación. También es muy buena opción el estilo zen, ya que invita al relax y la tranquilidad. Puedes darle un toque chill out poniendo varios puffs, un par de mesas bajas, un toldo o pérgola y varios cojines.