panoramic

La opción de parquet para el suelo de casa es muy frecuentemente elegida, por su luminosidad y porque da un aspecto elegante y acogedor a las viviendas, en detrimento de otros que pueden ser las baldosas, más frías o las moquetas, que pueden resultar más antihigiénicas. Sin embargo, tiene sus beneficios y sus inconvenientes y es preciso conocer ambos antes de tomar la importante decisión de elegir qué colocamos sobre nuestros pies.

Los pisos o apartamentos con suelo de madera tipo son unos de los que más se venden. Sin duda porque dan una gran belleza a la vivienda, a la vez que aportan calidez y, especialmente cuando son nuevos, su brillo es muy atractivo para el hogar.

Las ventajas del parquet

La gran ventaja es por tanto, que aporta calidez, cierto “aspecto a hogar”. Además, casi cualquier estilo puede combinarse con el parquet sin que resulte en un choque antiestético. De tal forma que puede ayudar a crear un estilo rústico, con muebles también de madera o de mimbre, y también iría bien con un estilo más elegante o clásico.

parquet floor studio

El parquet está hecho de madera natural, y viene disponible en gran variedad de tonos. Suelo de cerezo, nogal, lapacho, pino o roble son algunas de las opciones entre las que podemos elegir.

Además, es un tipo de suelo duradero. Con esto no queremos decir que no haya que cuidarlo o que no sufra desgaste pasado un tiempo, pero, al ser natural, suele resistir los impactos mejor que las maderas sintéticas.

El suelo de parquet está muy bien para las viviendas, aunque no lo recomendaría en comercios o en zonas de mucho tránsito, pues su mantenimiento y reparación es costosa y, cuando está muy estropeado, no luce de la misma forma.

Inconvenientes

Respecto a los inconvenientes principales de este suelo en madera, el primero viene con la instalación, larga y costosa. Necesita ser instalado por profesionales y no es cosa de unas horas. Su colocación es complicada porque se adhiere sobre la carpeta de cemento.

Por otro lado, está el mantenimiento. Es un material estable que nos puede durar en buenas condiciones una media de diez años, siempre y cuando lo cuidemos adecuadamente. Al cabo del tiempo es posible que necesite un lijado y barnizado para volver a recuperar esa apariencia que un día nos encandiló. Una de las formas de postergar el momento de renovarlo es colocando alfombras, al menos durante el invierno, en las zonas estratégicas, las más sometidas a golpes y movimiento de muebles.

El parquet es un suelo más ruidoso que otras alternativas, se nos oirá más al caminar o al pasar la aspiradora. Si bien es cierto que ofrece menos calidez que los enmoquetados, en España – no así en países más fríos – es mucho más frecuente ver casas con este tipo de pavimento.

parquet floor living

De todas formas, muchos señalan como gran desventaja el mismo proceso de instalación y que es una opción costosa, pero que, una vez realizado el desembolso, es una apuesta segura de gran duración.

Sin duda la sensación de bienestar que ofrece el parquet es lo que a muchos propietarios les lleva a elegirlo. Si te gusta el acabado, pero el suelo de parquet no te convence, debes saber que existen otras opciones similares; por ejemplo, la tarima flotante o suelo laminado, que igualmente se ha puesto de moda en los últimos tiempos. La principal diferencia es que este último es sintético, y el parquet de madera natural. El laminado imita el tono de la madera y no es una pieza maciza, sino que está compuesta a base de paneles. La lámina exterior es la que imita el color de la madera. El piso laminado es más económico y se instala más rápidamente. La calidad es peor y se ve mucho más artificial que el parquet.

parquet floor kitchen

Preservar el parquet

Si ya dispones de parquet en casa o te has decidido a ponerlo, recuerda estos consejos para protegerlo de un envejecimiento prematuro, y luzca siempre bonito y brillante:

– Instala una alfombra en la puerta de casa, el polvo que viene de fuera erosiona el parquet.

– Procura no utilizar calzado en casa, especialmente tacones afilados y menos aún durante los días de lluvia. El barro y la humedad dañan este tipo de suelo.

– Cubre las patas de las sillas y de algunos muebles con protectores. Los venden con pegatinas y, así, al arrastrarlos, no dañaremos tanto el suelo.

– Si se cae un vaso de agua o similar, sécalo inmediatamente con un trapo suave.

– No lo limpies con el mismo jabón de otros suelos. Hay productos específicos para él, o, mejor aún, realiza un acabado con vinagre y unas gotas de aceite esencial para preservarlo de forma natural.

– Si tu parquet está sometido a rayos de sol intensos durante el día, intenta que no le dé directamente o se puede producir una decoloración de la madera.

– Evita pasar la aspiradora cada vez que lo limpies. Existen cepillos con cerdas especiales que son mucho más delicados con él. Muchas veces, una mopa suave será suficiente para librarte del polvo.

– Si hay rayas en el suelo al cabo de un tiempo y no son muy profundas, repáralas tu misma con masillas para restaurar madera.