Proteger el hogar de insectos en verano

Llegó una de las épocas más agradables del año. Aunque haga calor, es un placer tener la ventana abierta para oír los sonidos de la naturaleza y disfrutar la brisa que entra por ella, así como la puerta del jardín. Sin embargo, también llegan los insectos que pueden colarse fácilmente por la ventana, llenando nuestra casa de insectos no deseados, como pueden ser los mosquitos, las arañas o las molestas moscas.

No se trata de pasarnos el verano agarrados a un matamoscas ni de tener la ventana siempre cerrada a cal y canto, sino de aprender una serie de trucos que mantengan a los insectos alejados de nuestro hogar.

Mantener la casa limpia

Para evitarlo, la casa debe estar lo más limpia posible. La suciedad atrae a insectos como cucarachas o voladores. Utiliza jabones neutros y elimina el polvo con la mayor frecuencia que puedas. Además, en verano se debe barrer más a menudo que en invierno, para que las migas de pan no atraigan a los insectos. Igualmente, no dejes cosas a medio hacer, como no quitar el mantel de la mesa o no sacudir las migas del mismo.

Proteger el hogar de insectos en verano

Además, evita dejar alimentos sin tapar o cubos de basura abiertos que puedan atraerles. Tapa el cubo de la basura orgánica y llévala al contenedor con más frecuencia. La fruta y demás alimentos frescos, mejor guardarlos en la nevera durante los meses de más calor. No sólo será más agradable comerlos fríos y se estropearán menos por el impacto del calor, sino que además no atraerán a los insectos que puedan merodear por ahí. En general, se trata de ser únicamente un poco más cuidadoso con la limpieza del hogar.

Colocación de mosquiteras en puertas y ventanas

Uno de los métodos más eficientes en el verano es colocar mosquiteras en las ventanas principales y puertas, para así hacer correr el aire sin que entren los mosquitos. Algo también bastante efectivo son los insecticidas que se enchufan durante la noche, aunque éstos suelen funcionar únicamente con los mosquitos, no con todos los insectos.

Si tenemos la ventana abierta durante la noche, los bichos se sentirán atraídos por la luz, por lo que colocar fuentes de luz en la ventana puede ser una forma de que no entren. Si el extremo calor no lo impide, podemos cerrar las ventanas durante la noche.

Proteger el hogar de insectos en verano

No tener estancamientos de agua

Además, recuerda ventilar bien la casa por la mañana y evitar tener agua estancada en ningún sitio, ya que los bichitos se sienten atraídos tanto por un grifo que gotea como por un macetero. Igualmente ocurre en los recipientes con líquido para mascotas o las piscinas.

Insecticidas químicos: sólo si son necesarios

Otro de los métodos más frecuentemente elegidos para evitar que los insectos entren a nuestro hogar son los insecticidas químicos para rociar el exterior de las ventanas o trazar una línea con ellos alrededor de casa. Sin embargo, estos métodos pueden ser peligrosos para nuestros niños o mascotas, por lo que si los usas, recomendamos hacerlo con precaución y sólo si las plagas de insectos que suelen colarse en tu hogar no se pueden controlar con otros métodos.

Hierbas aromáticas: repelentes naturales

Existen repelentes naturales que no gustan a los insectos y les hacen no entrar a casa. Por ejemplo, para las hormigas las hierbas como poleo o la hierbabuena, así como la canela o la pimienta roja les repele. Coloca unas hojas de estas hierbas, además de canela y pimienta fuera de las ventanas y puertas y tendrás tu hogar libre de molestas hormigas.

Proteger el hogar de insectos en verano

Los saltamontes y moscas se mantendrán fuera de casa si instalas plantas aromáticas como romero o eucalipto (evita la albahaca, su olor trae a algunos insectos). Además, la mayoría de voladores suelen detestar el clavo, esa especia que usamos para los guisos.

En general, te recomendamos usar estas plantas aromáticas (mejor varias de ellas, para aumentar su efectividad) en maceteros cerca del marco de la puerta que vaya a permanecer abierta o en los alfeizares de las ventanas, para que su olor ahuyente a los insectos. Además de esto, distribuye alguna de ellas sobre las mesas, muebles y en el interior de los cajones para una protección mayor. Es un método que cuesta poco, es natural y muy agradable, pues podrás tener tu hogar con olor a eucalipto.

Velas y líquidos a base de citronela

Otro sistema para mantener a los bichos alejados es la citronela, otra de las plantas anti-insectos. Para poder aprovechar sus propiedades, compra velas que la contengan, líquidos o ambientadores e instálalos en el interior de casa, evitando que los mosquitos irrumpan en ella.

Proteger el hogar de insectos en verano

El rey anti-insectos

Pero, sin duda, una de las grandes soluciones (¡y de las más sencillas!) nos las da el vinagre. Su efectividad es alta, aunque recomendamos combinar este método con otros, como el de las plantas aromáticas citadas o el de las velas anti-insectos. El olor del vinagre suele repeler a la mayoría de los insectos, por eso te recomendamos que limpies bien los poyetes y las juntas de la ventanas, los cristales y, en general, toda la estructura, con una solución con agua que contenga mucho vinagre. Además de desinfectarlo, su aroma mantendrá lejos a los insectos, incluidos los molestos mosquitos que nos pican por las noches llenándonos el cuerpo de ronchones. Repite esta operación cada dos días y, además, deja un vasito con vinagre y una rodaja de limón en la ventana, especialmente si esta se va a mantener abierta durante la noche.

Proteger el hogar de insectos en verano