Qué tipo de cama te conviene
Al darte las claves para decorar el dormitorio, te hablamos sobre la importancia de escoger una buena cama. Y es que para que estos espacios, donde debería reinar la calma y el silencio, sean confortables y acogedores, lo más importante es la elección de este mueble que, pensándolo bien, es el único imprescindible para entrara a vivir y, por supuesto, es el gran protagonista del dormitorio.

Escoger una buena cama no solo depende del tipo de colchón. Es importante que sea amplia confortable y que resulte decorativa durante el día, cuando no se use. Además, es muy importante que se tengan en cuenta las necesidades de las personas que van a dormir en ella, ya que es posible que requieran algunas características específicas. Te contamos cuáles son las camas más recomendables para algunas de las necesidades más comunes.

Alérgicos

Si tienes problemas con las alergias, te recomendemos que optes por los colchones de látex, que están especialmente indicados para este fin, ya que repelen los ácaros y el polvo.

Qué tipo de cama te conviene

Espalda y circulación

Para los problemas de espalda, lo mejor es optar por colchones de dureza intermedia. Además, hay que tener en cuenta que existen almohadas especiales para problemas de cervicales. Y para mejorar la circulación de las piernas, son muy recomendables los somieres articulares, que además ayudan a respirar elevando la parte superior.

Sobrepeso

Si sufres problemas de sobre peso, deberás escoger un colchón firme, como por ejemplo, de muelles, y elegir a conciencia los complementos que ofrezcan un plus de confort.

Mayores y niños

Para las personas mayores se recomienda que el colchón no sea demasiado alto. De esta manera se facilita su acceso. Eso sí, para las personas que pasan mucho tiempo en cama, lo mejor son los sistemas ergonómicos y ortopédicos.

Por último, para los niños en edad de crecimiento se recomiendan colchones de firmeza media alta que les mantenga la espalda recta, descartando los colchones demasiado mullidos.